Internacionales

Estados Unidos sufre el peor temporal desde 1974

Al menos hay 283 muertos. Obama declaró el miércoles el estado de emergencia en Alabama, a donde viaja este viernes

Al menos 283 muertos y una estela de devastación ha dejado en Estados Unidos el peor temporal de tormentas y tornados ocurrido desde 1974, que en las últimas horas se ha desplazado al noreste y hoy amenazaba de nuevo a los estados del sur.

Los estados afectados por el desastre se enfrentaban hoy a las crudas secuelas de los 164 tornados que se han registrado desde el lunes entre Misisipi y Nueva York y a las previsiones que alertan de que las tormentas se abatirán otra vez sobre el sur del país.

La cifra de muertos en Alabama, el estado más devastado por la catástrofe, se elevó la tarde del jueves a 194, según confirmó en una conferencia de prensa el gobernador del estado, Robert Bentley.

El presidente Barack Obama anunció que viajará este viernesa ese estado sureño para visitar algunas de las zonas afectadas y reunirse con familias, funcionarios estatales y locales y con el gobernador.

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca, el mandatario calificó de "héroes" a los policías, bomberos y miembros de equipos de emergencia implicados en las tareas de rescate durante las "desgarradoras" tormentas.

"En cuestión de horas, estos tornados mortales -algunos de los peores que hemos visto en décadas- se llevaron las vidas de madres y padres, hijos e hijas, amigos y vecinos, incluso comunidades enteras. Otros están perdidos, y muchos aún están desaparecidos", subrayó el presidente.

En el pueblo de Rainsville (Alabama) la policía encontró 25 cuerpos en un área de aparcamiento, mientras en la localidad de Athens una planta nuclear se quedó el miércoles sin energía eléctrica y permanecía hoy cerrada.

Unos 2.000 miembros de la Guardia Nacional se han desplegado en Alabama para reforzar las tareas de rehabilitación de edificios y rescate de cientos de desaparecidos o de personas sin localizar en la situación de "devastación masiva" que vive el estado, en palabras del gobernador Bentley.

Obama declaró el miércoles el estado de emergencia en Alabama y se mostró "dispuesto a seguir ayudando" al estado y a los ciudadanos afectados pese a la imposibilidad de conocer la amplitud de los daños hasta dentro de "unos días más".

(EFE)

Dejá tu comentario