Esposa de ex recluso de Guantánamo denunció amenazas de su marido

Hace pocos meses se casó en el Centro Islámico con uno de los refugiados en Uruguay. Ahora pide que se disuelva el matrimonio. La versión del hombre.

30 de septiembre de 2015, 19:03hs

La esposa de Adel, uno de los ex reclusos de Guantánamo refugiados en Uruguay, denunció ante un Juzgado de Familia amenazas verbales por parte de su marido, y exige que el Centro Islámico, donde contrajo matrimonio, disuelva el vínculo.

Roma, de religión musulmana, conoció al tunecino Adel el Ouergy en el Centro Islámico de Pocitos.

Pidió preservar su identidad al narrar cómo comenzaron los problemas. Desde el poder judicial se confirmó a Subrayado que la sede de Familia de Segundo Turno dictó una medida cautelar que le impidió al hombre acercarse a ella, pero la misma ya expiró.

La mujer asegura que comprende lo que sufrió su ex pareja en Guantánamo, pero señaló que tiene dificultades para reinsertarse en la sociedad.

El abogado de Adel el Ouergy dijo a Subrayado que en el Juzgado de Familia se puso fin a las medidas cautelares dispuestas por pedido de la propia esposa.

Señaló que la causa fue archivada y que por el momento no habrá más declaraciones sobre este tema, ya que se entiende que fue acordado en la Justicia.

¿Quién es Adel? Adel el Ouergy fue acusado por Estados Unidos de tener vinculación con la red terrorista internacional Al-Qaeda, liderada por el extinto Osama bin Laden.

Según la ficha que confeccionó Estados Unidos sobre Adel, él habría reconocido cierta participación en entrenamientos de Al-Qaeda.

También fue acusado de financiar el Grupo de Combate de Túnez, una red vinculada a actividades terroistas.

Por todas estas acusaciones fue detenido y encarcelado en Guantánamo durante más de una década.

Finalmente, a fines de 2014, el gobierno de Estados Unidos declaró oficialmente que no tenía pruebas de la vinculación de Adel con grupos terroristas, por lo que estaba en calidad de ser liberado.

Ese documento fue el que exhibió en su momento el gobierno de José Mujica para demostrar que no se trataba de un ex recluso peligroso, vinculado efectivamente a Al-Qaeda.

A fines de 2014 Estados Unidos lo liberó y lo envió a Montevideo junto a otros ex reclusos de Guantánamo en su misma condición.

Antes de ser detenido y encarcelado por Estados Unidos Adel trabajó en varios restaurantes. Al llegar a Uruguay mostró sus conocimientos en la cocina y se lo vio asando carne al estilo árabe.

Fue uno de los que acampó en las afueras de la Embajada de Estados Unidos en Montevideo, en reclamo de una solución a su situación en Uruguay.

Él y otros de los refugiados le exigió a Estados Unidos que pagara una indemnización por los años de prisión en Guantánamo sin pruebas y sin juicio.

En junio de 2015 Adel (o Abdul, como también se lo llama) se casó con Roma. 

Dejá tu comentario