Nacional

Encerrados en una barraca, intentaron quemarlos mientras dormían en Paysandú

No hubo que lamentar víctimas fatales. Las pérdidas ascienden a 40.000 pesos, y los zafreros perdieron todas sus pertenencias.

Un conflicto entre personal zafrero del citrus en una finca en Paysandú terminó con un incendio intencional en un dormitorio donde dormían unas 20 personas en la noche del sábado.

El establecimiento citrícola está en la zona de Tres Bocas, en Cerro Chato, a unos 90 kilómetros de la capital sanducera. Allí viven unas 400 personas que se dedican a la cosecha de naranja mientras dura la zafra (entre marzo y diciembre).

Según fue informado a Subrayado, un partido de fútbol en la tarde del sábado fue el detonante de un conflicto entre algunos trabajadores, que se agudizó con el correr de las horas, y alcanzó su punto más dramático en la noche del sábado cuando a las 23.30 horas dos jóvenes prendieron fuego un colchón de espuma y lo tiraron dentro de un dormitorio en que dormían 20 personas.

Testigos indicaron que algunas personas cerraron la puerta luego de tirar el colchón prendido fuego, y se arrojaron contra ella para evitar que quienes estaban dentro escaparan. Según declararon algunos de los implicados después, su intención era que saliera uno de los que había tomado parte en el conflicto de la tarde, para golpearlo en la oscuridad de la noche.

Quienes estaban dentro de la habitación debieron romper los vidrios para lograr escapar.

Rápidamente tomó fuego toda la habitación, alimentado por la ropa de cama, los colchones y el cielo raso de espuma plast.

Según supo Subrayado, por disposición de la empresa se apagan las luces a las 23 horas para que los trabajadores descansen.

El mismo personal de la plantación fue quien se hizo cargo del incendio. Alertados por los gritos se despertaron, y utilizaron para la extinción del fuego bomberitos, baldes de agua, y un tractor con una nodriza a presión que se utiliza para riego.

El trabajo de la extinción total del fuego duró unas 3 horas, en medio de la tormenta que arreció la zona.

No hubo que lamentar heridos, pero los zafreros escaparon de la habitación en ropa interior y perdieron todo lo que tenían (ropa, documentos, fotos de su familia, teléfonos y dinero, entre otras cosas). Las pérdidas edilicias y están valuadas en 40.000 dólares.

Dos habitaciones contiguas también tomaron fuego, y el personal se pregunta qué hubiera pasado sin la ayuda de la lluvia para apagar el incendio.

Los que comenzaron el fuego y quienes los instigaron y sostuvieron la puerta huyeron cuando vieron la entidad de las llamas, cuyo calor llegó a derretir el tejido de hierro de las camas.

Según informa El Telégrafo, el encargado de la explotación dio aviso a la policía, que se presentó en el lugar y detuvo a 7 personas, algunas con antecedentes penales. Posteriormente llegó la Policía Científica para realizar los peritajes correspondientes.

La Justicia dispuso el procesamiento de A.G.G.A. de 31 años y C.E.G.F. de 21 años por un delito de incendio, según consigna el medio sanducero. Otros trabajadores identificados como parte activa del conflicto fueron despedidos.

 

Dejá tu comentario