Nacional

En Montevideo hay 500 predios ocupados por ilegales

Este martes dieron desalojo a dos emblemas del fenómeno. La ex mutualista Comaec fue comprada por vecinos para demoler. Edificio de 18 y Andes pasó a manos de privados

 

Una ex mutualista sobre Bulevar Artigas y un edificio de apartamentos en pleno Centro de Montevideo, que estaban siendo ocupados por intrusos, están en vías de ser desalojados al acordarse soluciones judiciales con compradores privados.

Se trata de la ex Comaec, un centro de salud cerrado en los años 90, y el edificio de la esquina de 18 y Andes (foto y video).

Vecinos de Bulevar Artigas y Maldonado alcanzaron un acuerdo judicial para adquirir el predio de la ex mutualista Comaec. De este modo la planta física será demolida.

Según un informe del Defensor del Vecino, hay unos 500 predios abandonados u ocupados, que se transforman en pequeñas zonas rojas, fuente de delincuencia y venta de estupefacientes.  La mitad de esos predios en contencioso son casas ocupadas ilegalmente y la otra mitad baldíos.

En la antigua sede de las mutualistas había decenas de familias. Al menos 20 niños de entre 7 y 13 años pernoctaban allí.

El caso Comaec es un "posible modelo" para otras propiedades en esta situación, dijo el Defensor del Vecino, Fernando Rodríguez, quien intervino directamente en las negociaciones.

Se trabajó en una comisión interdisciplinaria con INAU, la Intendencia de Montevideo, la Policía Comunitaria.

Comaec tenía una intervención judicial por parte de acreedores, en especial ex trabajadores de la mutualista.

El edificio ubicado en la esquina de 18 de Julio y Andes, ocupado por intrusos, ha sido por años un dolor de cabeza para las autoridades de gobierno por constituir un lugar de escondite para delincuentes y local para bocas de venta de droga.

Finalmente un privado se interesó en adquirir el inmueble.

"En oportunidad del período de quitas que abrió la Intendencia apareció un empresario solicitando número para solucionar el tema tributario del edificio. Nos enteramos que esa persona adquirió todas las deudas que tenía la sociedad anónima propietaria del edificio", explicó a Subrayado Ernesto Beltrame, de la Asesoría Jurídica Beltrame.

A partir de esto, el empresario inició una acción judicial para hacerse propietario del bien por ser el único acreedor de la sociedad anónima deudora.

La Intendencia lo tenía como una preocupación por los problemas que presenta en cuanto al saneamiento y la seguridad.

Prevén que el proceso judicial que inició el empresario privado sea más expeditivo que el que la Intendencia debía hacer para apropiarse del bien.

"Hablamos con el privado, que nos manifestó que una vez que el Poder Judicial haga lugar a su petición de adjudicarle el edificio, comenzará con los trámites de desalojo", agregó Beltrame.

Dejá tu comentario