AFP

El Tribunal Constitucional de Sudáfrica revisará la pena de prisión de Zuma

El expresidente sudafricano Jacob Zuma pedirá este lunes al Tribunal Constitucional que lo deje salir de la cárcel anulando la condena de 15 meses que le fue impuesta por desacato a la Justicia.

El expresidente sudafricano Jacob Zuma pedirá este lunes al Tribunal Constitucional que lo deje salir de la cárcel anulando la condena de 15 meses que le fue impuesta por desacato a la Justicia.

El 29 de junio el Tribunal Constitucional lo condenó a una pena de cárcel por negarse a testificar ante la comisión encargada de investigar la corrupción estatal bajo su presidencia (2009-2018).

Zuma, destituido en 2018 debido a escándalos de corrupción, quiere que se anule esta sentencia alegando que se impuso en su ausencia.

Si esto falla su equipo intentará convencer a los jueces de que la cárcel no es la sanción apropiada en vista del delito constituido, por varias razones, como las consecuencias para la salud de Zuma, según una nota de prensa emitida por la corte el sábado.

Zuma, de 79 años, también solicita ser liberado de la moderna prisión de Estcourt en zona zulú, cerca de las montañas Drakensberg, debido a su edad y aduce que la pandemia hace que no corra peligro de fuga.

El otrora apodado "presidente de teflón", por su habilidad para eludir la justicia, pasó su primera noche en la cárcel el jueves después de entregarse a las autoridades tras horas de drama e incertidumbre.

- "Sin favoritismos"-

Como cualquier preso Zuma puede acceder a la libertad condicional después de cumplir una cuarta parte de su condena, es decir casi cuatro meses. No recibe "el más mínimo favoritismo" en la cárcel, donde "se le trata como a cualquier otro preso", sin "guardaespaldas ni seguridad particular", afirmó el ministro de Justicia, Ronald Lamola.

Sus abogados habían solicitado al Tribunal Superior de Pietermaritzburg (este) que evitara el encarcelamiento. Pero el viernes les fue denegado, alegando que carecía de jurisdicción para impugnar una sentencia de la Corte Constitucional.

Además el tribunal estimó que los argumentos de Zuma sobre su edad y los riesgos de contraer el covid-19 en prisión "no estaban respaldados por ninguna prueba".

Antes de conocerse este dictamen, el Tribunal Constitucional ya había aceptado escuchar los argumentos de Zuma y fijado la vista judicial para el lunes.

Entre tanto el domingo estallaron actos violentos en el país, con decenas de detenidos tras saqueos e incendios en KwaZulu-Natal y en la capital económica, Johannesburgo, en un contexto de desesperación económica a raíz del confinamiento.

Durante meses Zuma ha estado jugando al gato y al ratón con la comisión anticorrupción que él mismo creó a principios de 2018, justo antes de su caída, en un intento por convencer de que no tenía nada que reprocharse.

La creciente tensión por su negativa a declarar condujo a un bloqueo. Unos cuarenta testigos lo acusaron ante esta comisión consultiva, cuyas conclusiones pueden ser transmitidas a la fiscalía.

El expresidente testificó una sola vez, en julio de 2019, y después dejó de cooperar alegando que se sentía ofendido de que lo trataran, según él, como a un "acusado" en vez de como a un testigo.

Fue citado en otras ocasiones pero en cada una de ellas esgrimía distintas razones para no asistir.

ger/blb/erl/mr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario