El triángulo sexual que terminó con el asesinato de un futbolista de San Pablo

Están detenidos su contratista, la esposa de éste y la hija del matrimonio, de 18 años. Lo decapitaron y le cortaron los genitales.

Tres personas -entre ellas un contratista de fútbol- fueron detenidas por el homicidio del mediocampista de San Pablo Daniel Correa Freitas.

Los arrestados son el empresario Edson Brittes Júnior, la esposa de éste y su hija de 18 años.

Embed

Al parecer Brittes había encontrado a Correa con su esposa en la cama y eso habría desencadenado una sucesión de hechos que determinaron la muerte del futbolista de 24 años.

Esta revelación contrasta con la declaración del principal sospechoso.

El contratista declaró que en realidad el occiso estaba intentando violar a su pareja, algo que la Policía no ha podido confirmar aún. La víctima fue decapitada y le cortaron los genitales.

El mediocampista asesinado había compartido con amigos y en redes sociales fotos en las que se lo ve en la cama con la mujer. Ella estaba dormida.

Para la Policía, Brittes no hizo todo solo. Según datos de la investigación, el ejecutor pidió ayuda y hay más sospechosos que están siendo buscados.

El encargado del caso, comisario Amadeu Trevisan, explicó en una rueda de prensa:

Fue una exageración por parte del autor por más que (Daniel) hubiera tenido una relación con su esposa, algo que aún no sabemos. Fue un exceso, totalmente desproporcionado. No había necesidad de haberle exterminado y mucho menos de esa forma insidiosa y cruel.

Correa murió en la localidad de Sao José dos Pinhais, en la región metropolitana de la ciudad de Curitiba, en el sur de Brasil.

El deportista estaba por participar del cumpleaños de 18 de la hija de Brittes.

La esposa y la hija del empresario también quedaron detenidas de manera temporal por un plazo máximo de treinta días porque "estuvieron todo el tiempo en el escenario del crimen y posiblemente dieron algún tipo de ayuda", según el comisario Trevisan.

El cuerpo de Daniel Correa fue encontrado el sábado pasado en una zona boscosa, cerca de una ruta de Sao José dos Pinhais, donde la Policía busca ahora el cuchillo con el que fue cometido el asesinato.

Correa era un futbolista relativamente conocido. Formaba parte de la plantilla del club paulista pero en los últimos meses había ido a préstamo a Sao Bentos, equipo de segunda división.

Dejá tu comentario