Nacional

El Tata González denuncia que su perro murió asfixiado en Buquebus

Wilson murió asfixiado en la bodega porque falló la ventilación. Dice que lo cuenta "para que no le pase a alguien más".

Álvaro González publicó en sus redes sociales una carta pública en la que explica que empelados de Buquebus le aseguraron que su perro Wilson viajaría bien en la bodega.

"En Colonia la gente de Buquebus no aceptó, pese a nuestra insistencia, que Wilson, mi perro, viajara arriba y no abajo, encerrado en la bodega con el calor que hacía. (Obviamente en su jaulita y en mi falda o alguno de los tantos asientos libres)". Explica que el chofer le aseguró que tendría ventilación y aire, al igual que las personas que viajaban arriba.

Cuando llegaron a Montevideo se encontraron con que el perro había muerto. Lo llevaron al veterinario que ya nada pudo hacer, y les dijo que el animal había fallecido asfixiado "por el golpe de calor".

El sistema de la bodega falló y el personal no se dio cuenta, relata.

"Nadie nos va a devolver la gran pérdida que sufrimos, ni a quitar la angustia que tenemos, pero mi intención es que no le pase a alguien más. Por eso lo denuncio".

 

Dejá tu comentario