AFP

El rey de Marruecos dice que el Sáhara Occidental "no es negociable"

El Sáhara Occidental, un territorio en disputa entre Marruecos y los independentistas saharauis apoyados por Argelia, "no es negociable", dijo el sábado el rey de Marruecos, Mohamed VI, en un discurso transmitido por la televisión nacional.

El Sáhara Occidental, un territorio en disputa entre Marruecos y los independentistas saharauis apoyados por Argelia, "no es negociable", dijo el sábado el rey de Marruecos, Mohamed VI, en un discurso transmitido por la televisión nacional.

"Tanto hoy como en el pasado, la 'marroquinidad' del Sáhara nunca estará en la agenda de ninguna transacción", dijo el monarca marroquí, en un contexto de fuertes tensiones con Argelia por esta antigua colonia española.

"En realidad, si entablamos negociaciones, es esencialmente para llegar a una solución pacífica de este conflicto regional artificial", subrayó Mohamed VI en un discurso con motivo del 46º aniversario de la "Marcha Verde" sobre el Sáhara Occidental.

En noviembre de 1975, una "Marcha Verde", convocada por el rey Hasán II, movilizó a 350.000 marroquíes que cruzaron la frontera del Sáhara Occidental, entonces una colonia española, en nombre de su "pertenencia" a Marruecos.

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió hace una semana que "las partes" del conflicto del Sáhara Occidental reanuden las negociaciones "sin condiciones previas y de buena fe".

Estas negociaciones se reanudarán bajo la égida del nuevo enviado de la ONU, el italo-sueco Staffan de Mistura, "para alcanzar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable" con vistas a la "autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental", según la ONU, en una resolución que prorroga la misión de la ONU (Minurso) en la región por un año.

El discurso del soberano marroquí, muy esperado, llega en un momento en que las relaciones entre Argelia y Marruecos están en su punto más bajo.

En agosto, tras meses de fricciones, Argel rompió sus relaciones diplomáticas con Marruecos, acusándolo de "acciones hostiles". Rabat lamentó una decisión "totalmente injustificada".

Las tensiones han vuelto a aumentar en los últimos días después de que Argelia informara de un bombardeo que causó la muerte de tres camioneros argelinos en el Sáhara Occidental - un territorio disputado entre Marruecos y los independentistas saharauis del Frente Polisario - que Argel atribuyó a Rabat.

- Reconocimiento estadounidense -

En su discurso, el rey celebró la decisión del expresidente Donald Trump, en diciembre de 2020, de reconocer la soberanía de Rabat sobre el Sáhara Occidental, a cambio de una normalización de las relaciones de Marruecos con Israel.

"Es el corolario natural del apoyo constante de las anteriores administraciones estadounidenses y la ilustración de su contribución constructiva al proceso de solución de la cuestión del Sáhara", dijo.

Por último, Mohamed VI se congratuló de la intervención de las Fuerzas Armadas Reales (FAR) que "restablecieron la libre circulación de personas y mercancías en el paso de Guerguerat" que une Marruecos y Mauritania.

El 13 de noviembre de 2020, un alto el fuego concluido en 1991 entre Marruecos y el Frente Polisario bajo los auspicios de la ONU terminó abruptamente por el despliegue de tropas marroquíes en el extremo sur del Sáhara Occidental para desalojar a los independentistas que bloqueaban la única carretera hacia Mauritania, según ellos ilegal.

Desde entonces, el Polisario ha declarado el estado de guerra.

"Esta firme acción pacífica ha puesto fin a las provocaciones y agresiones de las que Marruecos ya había advertido a la comunidad internacional por su gravedad para la seguridad y la estabilidad de la región", dijo el monarca.

El Sáhara Occidental, situado en la costa atlántica y fronterizo con Marruecos, Mauritania y Argelia, está considerado como "territorio no autónomo" por la ONU a falta de un acuerdo definitivo.

Con su rico subsuelo mineral y sus aguas repletas de peces, es el único territorio del continente africano cuyo estatus poscolonial sigue sin resolverse.

Marruecos controla el 80% del territorio y propone una amplia autonomía bajo su soberanía, mientras que el Polisario pide un referéndum de autodeterminación.

ko-agr/fka/vl/pc

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario