AFP

El príncipe Guillermo se suma a su padre para pedir medidas contra el cambio climático

El príncipe Guillermo, número dos en la sucesión al trono británico, elogió el jueves a su padre por ir "muy por delante" en materia de cambio climático y se sumó a él para pedir medidas contundentes en la próxima cumbre COP26 en Glasgow.

El príncipe Guillermo, número dos en la sucesión al trono británico, elogió el jueves a su padre por ir "muy por delante" en materia de cambio climático y se sumó a él para pedir medidas contundentes en la próxima cumbre COP26 en Glasgow.

El príncipe Carlos, de 72 años, "creo que ha demostrado que va nuy por delante, mucho más allá de su tiempo, al advertir sobre algunos de estos peligros", declaró Guillermo a la BBC.

"Pero no debería ser necesario que venga una tercera generación que tenga que aumentar aún más" la presión, añadió. "Sería un desastre absoluto si mi hijo Jorge (de 8 años, ndlr) está sentado aquí hablando con ustedes... dentro de 30 años, todavía diciendo lo mismo, porque para entonces será demasiado tarde", subrayó.

Guillermo, de 39 años, habló con la BBC antes de la ceremonia inaugural del premio Earthshot, el 17 de octubre, una iniciativa suya para honrar a quienes trabajan buscando soluciones medioambientales.

De cara a la COP26, que se celebrará en la ciudad escocesa de Glasgow a partir del 31 de octubre, Guillermo advirtió a los líderes mundiales contra "las palabras inteligentes, pero la acción insuficiente".

"Quiero que las cosas que he disfrutado -la vida al aire libre, la naturaleza, el medio ambiente- estén ahí para mis hijos, y no sólo para mis hijos, sino para los hijos de todos", afirmó. "Si no tenemos cuidado, vamos a robar al futuro de nuestros hijos con lo que hacemos ahora".

Ecologista de toda la vida, Carlos afirmó el lunes que le preocupaba que los líderes mundiales no hagan más que hablar y no tomen medidas contundentes.

Hijo mayor y heredero de la reina Isabel II, Carlos asistirá a los conferencia, de dos semanas de duración, junto con su madre, de 95 años.

La cumbre de la ONU intentará persuadir a las principales economías emergente para que hagan más por reducir sus emisiones de carbono y conseguir que los países ricos aporten miles de millones de dólares más para ayudar a los más desfavorecidos a adaptarse al cambio climático.

Desde que se firmaron los acuerdos de París en 2015, la transición hacia economías más limpias ha progresado con demasiada lentitud para limitar el calentamiento global a 2 °C, y mucho menos a 1,5 °C, en comparación con el final del siglo XIX.

El impacto sería "catastrófico" si no se toman medidas ambiciosas, advirtió Carlos, explicando que él mismo dejó de comer carne y pescado dos días a la semana.

También dijo que su coche, un Aston Martin que posee desde hace más de 50 años, fue modificado para funcionar con "excedentes de vino blanco inglés y suero de leche del proceso de fabricación del queso". Funciona con una mezcla de 85% de bioetanol y 15% de gasolina sin plomo.

jwp-acc/mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario