PolicialesToledo | rapiña | homicidio

El presunto homicida de la almacenera había estado preso por rapiñas con cuchilla

Tiene 37 años y es consumidor de droga. Varios testigos lo reconocieron como autor del crimen.

El principal sospechoso de haber matado a Alicia Álvez, la almacenera de Toledo de 68 años durante una rapiña el domingo tiene 37 años. La comerciante recibió varias puñaladas en el abdomen con una cuchilla de mango blanco de 20 centímetros de hoja que quedó en el lugar.

Testigos reconocieron al acusado como el autor del homicidio y en pocas horas la Policía allanó su casa, de donde logró escapar por el fondo: posteriormente lo atrapó en un monte.

El sospechoso estaba escondido entre las malezas con una bolsa de arpillera en la cabeza. Para su captura se montó un operativo policial que incluyó trabajos por aire y por tierra.

Este hombre registra tres antecedentes penales por rapiña y en uno de los casos robó amenazando a la víctima con una cuchilla, elemento que también fue utilizado en el caso de Toledo.

Es consumidor de pasta base y merodeaba la zona del almacén donde tuvo lugar el homicidio pidiendo dinero y comida.

El hijo de la comerciante asesinada contó que en el almacén se ubicó una botella de agua mineral y fiambre picado que seguramente su madre le dio a quien finalmente le quitó la vida.

El detenido se negó el miércoles a declarar ante la fiscal del caso, Alicia Ghione y ésta pidió prorroga de la detención por 24 horas más.

Aún se aguardan las pericias científicas realizadas en la cuchilla y en otros elementos hallados en el comercio: el objetivo es cotejar huellas y obtener más pruebas.

Dejá tu comentario