"El Pato Celeste" homenajeado por vicecampeonato mundial Sub-20

Gustavo Torena viajó dos veces a Estambul desde Caracas con plata de su propio bolsillo. La plaqueta de Presidencia que AUF no quiso entregarle

Una plaqueta entregada a Gustavo “El Pato Celeste” Torena, por el subcampeonato obtenido en el Mundial juvenil, generó desconcierto y polémica entre Presidencia de la República y la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF).

La placa fue efectivamente grabada pero la AUF decidió no entregársela en el acto de ayer porque se entendió que no correspondía.Torena no era parte de la delegación oficial. Su presencia incomoda a dirigentes, pero sus supuestas influencias hacen que nadie se anime a bajarlo del escenario.

Torena admitió esta mañana haber recibido la plaqueta luego del acto de homenaje y la colgó esta mañana en su Facebook personal. Luego, fue levantada cuando comenzó a circular en las redes sociales.

Torena no es la primera vez que se ve envuelto en entredicho por sus contactos personales con el gobierno, por sus negocios personales, entre muchos otros motivos.

Así como reconoció una cosa, desmintió la otra: su viaje a Turquía no fue financiado por arcas oficiales. Este dato nunca se publicó en ningún medio, pero él quiso tomar distancia del rumor.

Por el contrario, Torena no sólo viajó una vez a Turquía durante el Mundial. En realidad lo hizo dos veces. Estuvo con la delegación hasta el partido con España, se fue por negocios y volvió para la final.

“El Pato Celeste” reveló que en ambas ocasiones viajó con su propio dinero y que los vuelos a Estambul se realizaron desde Caracas, Venezuela, el país en el que reside actualmente en forma part-time.

“Yo vivo de vender alimentos en Venezuela, estaba ahí y me salía más barato ir a Turquía desde allá que ir desde Uruguay, es increíble", dijo al programa “Usted qué opina” de Sport 890.

"A mi nadie me puede decir nada, los pasajes me los pago yo. Tuve los huevos para ir desde Venezuela a Turquía", respondió.

"Lo cierto es que vi el partido con España y volví a Caracas y volví a la final de nuevo pero pague yo", agregó.

Con su papel a cuestas,Torena es un viajero incansable y ahora un empresario que sueña con hacer un parque de cabañas en Punta Colorada.

Es un hombre con gran iniciativa y un gestor de eventos. Incluso se animó a dar una primicia: a fines de agosto verá al papa Francisco en persona en un grupo que integran también Enzo Francescoli, Alcides Ghiggia, Diego Forlán, Paolo Montero y Enrique Saravia, presidente de la Mutual Uruguaya de Futbolistas.

En Turquía estuvo muy cerca del plantel. Él mismo lo confirmó en la entrevista con Sport 890.

"Yo no quería viajar en el bus de los jugadores, fueron (Diego) Rolan y (Juan) Verzeri que me insistieron”, afirmó el polémico personaje.

Desde hace al menos 10 años, Torena está en todos los acontecimientos del seleccionado como mascota no oficial del seleccionado. “Fue Omar Gutiérrez el que me dio para adelante y después conseguí un par de sponsors. Así nació el Pato”, dijo Torena sobre su alter ego.

Pero a sus relaciones con el fútbol, que debe a su amistad con directivos de la empresa Tenfield, se suman a su larga red de contactos en el mundo político.

Torena es un hombre que tiene una cercana relación con el presidente José Mujica. Nadie sabe a ciencia cierta cómo nació la relación, pero el contacto lejos de ser negado por el mandatario ha dado lugar a reivindicaciones por parte del exlíder tupamaro ante quienes no ven con buenos ojos el pasado de su amigo. En público, Mujica lo ha defendido diciendo que Torena ya pagó su deuda con la sociedad.

En privado tuvieron una charla sobre este punto. Según Torena, el presidente le dijo "Yo ya sé todo lo que vos hiciste. Pero quedate tranquilo, tenés que ganarte la confianza y caminar derecho. Aparte nosotros también hemos hecho cosas y a la gente hay que darle posibilidades".

"Ahí nació una relación más fluida, empecé a ir a los comité, me preocupé de conseguir cosas, pero siempre con el permiso de Pepe y explicándole antes. Estoy orgulloso de haberlo conocido", agregó a El País.

Hace unos años Torena estuvo. Él mismo habló del tema hoy en el programa radial. “Sí, cometí un error, pero quién puede estar libre de algo así. Eso no quiere decir que soy un mafioso”.

 "Tuve dos antecedentes penales y no tengo reparos en decirlo, a veces la necesidad te lleva a hacer cosas que no querés. Pero después fui, me presenté a la Policía y cumplí. Yo estuve preso, pagué, no ando escapado ni fugado de la cárcel", confesó.

"Me condenaron, estuve unos siete meses preso (parte en el Penal de Libertad). ¿Dónde está el derecho de una persona a rehabilitarse, entonces? Para algunos si estuviste preso tenés que estar en un ranchito de lata y no podés integrarte a la sociedad", añadió.

Según Caras y Caretas, Torena fue procesado por estafa y encubrimiento, hurto especialmente agravado, receptación y falsificación de documento público. Bajo el titulo "Alerta amarilla en la Torre Ejecutiva", la nota del periodista deportivo Ricardo Gabito Acevedo recuerda la presencia de Torena en eventos oficiales.

El hombre detrás del personaje está enojado por las versiones que insisten en que su relación con el gobierno es tan cercana que hasta tiene una oficina en el piso 11 de la Torre Ejecutiva. “Son mentiras”, dijo Torena. “Los periodistas inventan cualquier cosa”.

CRÍTICAS DE IZQUIERDA. Hasta medios de izquierda como la revista Caras & Caretas han dedicado páginas y páginas a las implicancias de la amistad del presidente con El Pato Celeste.

También el semanario Brecha y el periódico La Diaria se hicieron eco de críticas en el seno del gobierno al vínculo de Gustavo Torena.

Entre sus más resonantes presencias, el polémico Pato Celeste integró la comitiva oficial que acompañó a Mujica a España en noviembre de 2010.

En La Diaria, Torena reveló que estuvo en Madrid "en apoyo" al presidente.

En la ocasión, Torena se codeó con el ministro de Industria Roberto Kreimerman, el presidente de Ancap Raúl Sendic y el titular de UTE Gonzalo Casaravilla.

Mujica y su comitiva se entrevistaron con el empresario y presidente del Real Madrid Florentino Pérez, quien ya tenía intenciones de radicar inversiones en Uruguay especialmente en el área de energía eólica.

La presencia de Torena en el feudo de Florentino fue visto como un claro lobby en favor de intereses controversiales.

Tanto La Diaria como Caras y Caretas destacan el papel que jugó el Pato Celeste en ese "encuentro casual" mantenido por Mujica y el empresario futbolístico Francisco "Paco" Casal en la visita al estadio Santiago Bernabeu. Por entonces Casal y la DGI estaban en un contencioso por una supuesta millonaria deuda.

Dejá tu comentario