Nacional

El lunes comienzan a construir terminal de Belloni y 8 de Octubre

El lunes se iniciarán las obras del Intercambiador Belloni que pretende realzar la centralidad de la Curva de Maroñas, en el marco del Plan de Movilidad Urbana.

 

El Intercambiador Belloni no solo es una obra de envergadura para el desarrollo del Plan de Movilidad Urbana, es también un viejo reclamo de los vecinos de la zona.

La terminal estará ubicada en Av. Belloni y 8 de Octubre donde se encuentra la plaza Huelga General, que años atrás estaba rodeada de fábricas textiles, curtiembres y metalúrgicas, que terminaron de desmantelarse en la década de 1990.

Allí se firmará el próximo lunes 12 de marzo a la hora 17 el contrato de obras, que se iniciarán en forma inmediata.

“Esta zona era un centro de reunión para los obreros que trabajaban en las fábricas”, dijo Carlos Trinidad, Concejal Vecinal del Municipio F. “Desde la plaza partía una de las columnas más grandes de trabajadores de Montevideo para asistir al acto del 1º de Mayo. Siempre fue un lugar de concentración”, agregó Francisco Fleitas, alcalde del Municipio F.

La expectativa de los vecinos y del gobierno municipal es que la terminal realce una centralidad en decadencia. “Este lugar tradicionalmente ha sido el centro del Municipio y creemos que con el Intercambiador se va a reflotar”, dijo Trinidad.

El Alcalde señaló que la inquietud de los vecinos por crear una terminal en la zona surgió hace varios años. “En principio se planteaba abrir una calle y crear una terminal”. La idea fue madurando y en 2005, según recuerda el Concejal, la entonces Junta Local, el Concejo Vecinal y los trabajadores del Centro Comunal Zonal empezaron a movilizarse con este objetivo.

El actual proyecto del Intercambiador recoge en gran parte las iniciativas de los vecinos. Es por ello que además del trasbordo de pasajeros (los ómnibus no estarán estacionados allí, sino que dejarán y levantarán personas) la terminal prevé un espacio para la instalación de locales comerciales, una sucursal del Banco República y una sala de espectáculos. “Hubo apertura de las autoridades para tomar estas propuestas de los vecinos y eso ha hecho que el proceso sea sumamente rico”, señaló el alcalde Fleitas.

El Intercambiador contará con dos niveles y un pasaje subterráneo. En el primer nivel se realizará el trasbordo de pasajeros y habrá líneas troncales (las que circulan por los corredores de las principales avenidas) y líneas alimentadoras, que son las que realizan recorridos barriales.

El concejal Trinidad considera que la mejora de los recorridos barriales será un aporte fundamental para la zona, ya que actualmente hay muchos vecinos que deben caminar largas distancias para tomar ómnibus en las arterias principales. “Hay gente que camina dos kilómetros hasta Camino Maldonado para tomarse el 103”, dijo.

En esta planta también se instalará la agencia del BROU, mientras que en el segundo nivel se ubicarán nueve locales comerciales de pequeño porte y una cafetería. La sala de espectáculos tendrá 260 metros cuadrados y está diseñada como sala multiuso, de forma que puedan realizarse allí diversas actividades tales como proyección de películas, eventos y exposiciones. “Esto es un viejo reclamo ya que las actividades culturales que se realizan en la zona se hacen en gimnasios o locales parroquiales”, dijo el alcalde Fleitas.

El pasaje subterráneo permitirá que los pasajeros se trasladen de un andén a otro sin tener que cruzar las avenidas. En la noche este acceso estará cerrado. Todas las instalaciones contarán con accesibilidad universal por lo que podrán ser utilizadas sin ningún impedimento por personas con discapacidad.

El Intercambiador se ubicará junto a la plaza Huelga General, que será refaccionada, y si bien la terminal avanza unos metros sobre la plaza, en total ésta ganará metros con las reformas.

Los cambios que se realizarán allí también fueron fruto de una negociación con los vecinos, dado que se trata de un lugar emblemático. Una de las modificaciones fundamentales fue la demolición de un muro que contenía un mural con imágenes alusivas a la lucha de los trabajadores y a la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Este mural se reproducirá en una de las paredes de la terminal.

La plaza cuenta asimismo con varios ejemplares de ombú que los vecinos pidieron especialmente que se conservaran y si bien alguno deberá ser quitado, se preservará la mayoría.

La terminal tendrá nexo directo con el servicio suburbano y el taxímetro, ya que habrá paradas de ambos medios de transporte junto a la terminal. También habrá un bicicletario donde los pasajeros podrán dejar sus bicicletas para ascender al ómnibus.

El desarrollo de la obra demandará 18 meses de trabajo, según las estimaciones. La empresa responsable de las obras será Stiler y el costo se ubicará en unos $ 150 millones aproximadamente.

Dejá tu comentario