Nacional

El fustazo del "Goyo" Álvarez a José Nino Gavazzo

El episodio tiene más de 30 años y muestra que la dictadura era menos monolítica de lo que parecía. La campaña antigoyo de la inteligencia militar

 

Gavazzo y Álvarez mantenían una larga relación de odio cuando se reencontraron en la càrcel de Domingo Arena. Esa enemistad terminó de gestarse cuando Álvarez le pegó un fustazo al oficial de inteligencia militar.

Desde 1978, José Gavazzo sacaba una publicación llamada "El Talero" que tenía como función denunciar actos de corrupción y otros actos reprobables del régimen cívico militar. Hecho a mimeógrafo, El Talero no era un acto de libertad de prensa en medio de una dictadura.

Por el contrario, era un lugar para operaciones de prensa orquestadas por el Servicio de Inteligencia de Defensa (SID)  liderado por Amary Prantl y otros cabecillas de las Fuerzas Armadas que tenían pretensiones de influir en el proceso.

El origen de "El Talero" era un secreto, incluso para la plana mayor militar. Se cree que uno de sus ideólogos era el general Esteban Cristi, una de las figuras visibles del sector más ultraderechista de la dictadura. De hecho, ya había sido el apoyo fundamental para "Azul y Blanco", otra publicación que salió en esos años.Una de las tantas publicaciones que encolerizó al "Goyo" Àlvarez apareció en la página 2 de abril de 1978:  “Ya ha comenzado a gestarse la GRAN TRAICION de un minúsculo grupo de militares que, temerosos del mañana, acobardados por la responsabilidad que tienen y no quisieran tener, se han aliado artera y deslealmente con los mismos político del poder”.

Agregaba que “los dos principales responsables de esa GRAN TRAICION son dos Generales de la Nación: Teniente GeneralGregorio Alvarez y General Abdón Raimúndez”.El hecho fue resaltado en una crónica de Roger Rodríguez en La República.Por ese entonces, el comandante en Jefe Álvarez esperaba el consenso de la Junta Militar para ser el sucesor de Aparicio Méndez en la Presidencia de la República."El Talero" lo acusaba de haber mantenido contactos con Wilson Ferreira Aldunate.

Álvarez ordenó a sus subordinados que encontraran a los responsables de la publicación. A uno de los oficiales que le solicitó colaboración fue al propio Prantl, pero al cabo de unos meses descubrió por su cuenta que él y Gavazzo habían estado atrás de las acusaciones.

En su calidad de jefes de inteligencia, Gavazzo y Prantl habían elaborado falsos informes para evitar desenmascararse, lo que enfureció a el "Goyo"Viéndose rodeado, Prantl amenazó con suicidarse. Finalmente fue confinado a una celda bajo arresto a rigor. Gavazzo también fue sancionado con dos meses de cárcel por el episodio.Desde entonces ambos fueron pasados a retiro.

Así mantuvieron el honor y no pasaron por el Tribunal Militar. De paso, conservaron el derecho a cobrar una pensión.Por su parte, Álvarez lograría su objetivo de ser presidente. Muchos años después, ante el juez Luis Charles negaría el fustazo y diría que la baja de ambos oficiales fue una "mutilación" para el régimen.

Dejá tu comentario