Internacionales

EEUU pide extradición de dirigentes de FIFA, entre ellos Eugenio Figueredo

Los siete detenidos por recibir sobornos se encuentran incomunicados en distintas prisiones de Zurich

 

Estados Unidos pidió a Suiza la extradición de siete responsables de la FIFA y de organizaciones afiliadas detenidos en Zúrich acusados de corrupción, entre ellos el uruguayo Eugenio Figueredo.

Figueredo, expresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, tiene residencia establecida en Los Ángeles desde hace más de una década. Actualmente la justicia uruguaya también procesa un pedido de embargo contra él.

La solicitud de extradición se formalizó el 1º de julio se llevó a cabo por parte de la embajada estadounidense. Ambos países tiene un tratado específico vigente.

De todos modos, se trata de un trámite previsto para el largo plazo, ya que los detenidos presentarán recursos de oposición ante la exigencia de Estados Unidos. Tienen 14 días de plazo extensibles a otros 14 días a pedido de los abogados.

Los siete detenidos se encuentran incomunicados en diferentes prisiones del cantón de Zúrich.

Tras los arrestos, que se produjeron el 27 de mayo, Estados Unidos tenía un plazo de 40 días para presentar la petición formal de extradición o para solicitar un aplazamiento, informa AFP.

La justicia de Berna tomará testimonio a los detenidos antes de decidir si da paso a la solicitud.

Las detenciones se produjeron en vísperas del congreso de la FIFA para elegir a su presidente, una reunión en la cual se confirmó en el cargo al suizo Joseph Blatter.

Pocos días después, éste anunció que se retirará de su puesto a fines de 2015 para convocar a nuevas elecicones.

El 20 de mayo un tribunal del este de Nueva York emitió la orden por acusaciones de que estos funcionarios habrían recibido sobornos por más de 100 millones de dólares.

La justicia federal de Nueva York señala que los acusados presuntamente recibieron dinero de representantes de medios deportivos y de empresas comerciales para obtener los derechos de difusión, comercialización y patrocinio de torneos de fútbol en Estados Unidos y en América Latina.

Según la justicia estadounidense, estos actos de corrupción fueron gestados en su país, y se realizaron mediante transferencias financieras tramitadas por bancos estadounidenses.

En una entrevista concedida el miércoles a la revista alemana Bunte, Blatter dijo que entiende las críticas a la organización, pero que las acusaciones son infundadas.

"Acepto la crítica constructiva, pero alguien que dice que Blatter es corrupto porque la FIFA es corrupta, no puedo más que negarlo", afirmó.

Paralelamente, la justicia suiza investiga los procesos de elección de Rusia y Catar como sedes de los Mundiales de 2018 y 2022.

 

Dejá tu comentario