Dos menores por día son internados por cometer delitos

Esta situación, más el hecho de que las fugas se redujeron de mil al año a menos de 30, obligan al gobierno a ampliar los centros de reclusión. 

 

La cantidad de fugas de los centros de detención de adolescentes infractores viene bajando de forma constante en los últimos años. En contrapartida hay problemas de plazas. En este mes, dos menores por día (en promedio) son internados en el Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa).

En lo que va del año hubo 35 fugas de centros del Sirpa. Un comparativo con las fugas de años anteriores, indica que la reducción es sostenida desde 2009. Ese año escaparon 1.187 adolescentes. En 2010 se fugaron 764 y en el 2011 fueron 257.

Desde la gestión de Rolando Arbesún se hizo notar una baja en las fugas. En la actualidad, Rúben Villaverde, presidente del Sirpa, destacó a El Observador que fue fundamental la coordinación con el Ministerio del Interior, que, desde 2011, custodia el perímetro de algunos centros. A eso agregó el desarrollo de planes de rehabilitación y de experiencia laboral que incluyó a 130 internos este año.

Pero la contracara es la capacidad del sistema para contener a los menores infractores. Actualmente, el Sirpa atiende a cerca de 900 adolescentes. De ellos, 473 están internados en diferentes centros por orden judicial. El resto cumple medidas socioeducativas en su casa.

El director del Sirpa, Robert Alonso señaló que para los primeros meses de 2013 se espera finalizar entre otras obras un nuevo centro para 110 internos, 3 hogares con 24 plazas en el ex batallón 9 y la rehabilitación del centro granja en colonia berro con 28 plazas.

A esto se sumarán 3 centros en Tacurembó, Soriano y Lavalleja, para regionalizar los traslados de menores infractores del interior, que en la actualidad son trasladados a Montevideo y a la Berro.

 

 

Dejá tu comentario