PolicialesJuan Gómez | Kinko

Dos jóvenes imputados de homicidio por el crimen del empleado de Kinko

Uno de los responsables ya estaba preso por extorsión. El otro va ahora a la cárcel de forma preventiva mientras se prepara el juicio.

El fiscal Juan Gómez imputó este jueves a dos jóvenes de 20 años de un delito de homicidio muy especialmente agravado por el crimen de Nicolás Pereira (22 años), el empleado de Kinko asesinado el 29 de abril de 2018.

Uno de los imputados fue recientemente enviado a prisión por un delito de extorsión, con una condena de cuatro años.

El otro fue detenido en las últimas horas y la justicia le impuso prisión preventiva por 180 días a pedido del fiscal Gómez mientras se prepara el juicio.

El fiscal señaló a la prensa que la investigación fue “fatigosa” y que pudo avanzar cuando la fiscal de Estupefacientes Mónica Ferrero le pasó un dato clave sobre dos delincuentes que estaban “nerviosos” tras haber perdido un crucifijo durante una rapiña.

Solo Gómez y los investigadores sabían que en el supermercado Kinko habían encontrado un crucifijo, pero no sabían de quién era.

Con ese dato llegaron hasta el joven ahora detenido y se pudo cerrar el círculo sobre él y su cómplice, para entonces ya preso por otro delito.

“Estamos frente al autor material de la conducta y a quien lo secundaba”, aseguró el fiscal Gómez.

“Digo con absoluta tranquilidad que se logró la prueba habilitante sin lugar a dudas”, agregó el magistrado que espera lograr una amplia condena en el juicio.

Dejá tu comentario