AFP

Disolver la ONG rusa Memorial mostraría un "desprecio flagrante" de los valores de la ONU

La disolución de la ONG rusa Memorial, pilar de la defensa de los derechos humanos en Rusia, sería una grave violación de los valores de la ONU, advirtió el jueves una relatora especial de Naciones Unidas.

La disolución de la ONG rusa Memorial, pilar de la defensa de los derechos humanos en Rusia, sería una grave violación de los valores de la ONU, advirtió el jueves una relatora especial de Naciones Unidas.

"Espero que las autoridades (rusas) no lleguen a la disolución, porque eso mostraría un desprecio flagrante por los valores de la ONU", dijo Mary Lawlor, relatora especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos.

"También me temo que si Memorial está en el punto de mira, es sólo cuestión de tiempo antes de que el resto de los actores de la sociedad civil en Rusia también lo estén", añadió, hablando por videoconferencia.

Desde el 11 de noviembre, la ONG más antigua del país, símbolo del movimiento democratizador lanzado en el ocaso de la Unión Soviética, está amenazada de liquidación judicial.

La fiscalía acusa a la organización, que agrupa a medio centenar de entidades, de haber violado "sistemáticamente" la ley de "agentes extranjeros", clasificación que recuerda a la de "enemigos del pueblo" de la era soviética.

Peor aún, el centro de protección de derechos humanos del Memorial está acusado de defender "actividades extremistas y terroristas" mediante la publicación de una lista de presos políticos por motivos religiosos.

El Tribunal Supremo de Rusia examinará la solicitud de disolución el 25 de noviembre.

Desde su fundación, Memorial ha documentado incansablemente los crímenes de la URSS, recopilando miles de archivos, objetos y testimonios para sus exposiciones.

Al mismo tiempo, la ONG lucha por la protección de los derechos humanos en el país.

Se distinguió en particular por investigar los abusos cometidos por las fuerzas chechenas y rusas durante las guerras chechenas de las décadas de 1990 y 2000.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, se limitó a decir el lunes que Memorial tenía problemas "desde hace mucho tiempo" con la legislación rusa.

"La situación es grave, peligrosa", dijo el jueves Elena Jemkova, una de las dirigentes de Memorial. "Pero si ocurre lo peor, empezaremos de cero, encontraremos dinero, una oficina y guardaremos nuestros archivos allí", afirmó.

rco/gkg/pz/meb/zm

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario