AFP

Dinamarca sigue en su cuento de hadas y alcanza semifinales de Eurocopa

Perdió sus dos primeros partidos, su estrella sufrió un paro cardíaco pero Dinamarca escribió una nueva página en su cuento de hadas y volverá a pisar unas semifinales de Eurocopa gracias a su triunfo por 2-1 sobre República Checa en cuartos de final, este sábado en el estadio Olímpico de Bakú.

Perdió sus dos primeros partidos, su estrella sufrió un paro cardíaco pero Dinamarca escribió una nueva página en su cuento de hadas y volverá a pisar unas semifinales de Eurocopa gracias a su triunfo por 2-1 sobre República Checa en cuartos de final, este sábado en el estadio Olímpico de Bakú.

El centrocampista danés Thomas Delaney adelantó pronto a los suyos con un remate de cabeza a placer a la salida de un córner (5). Cerca del descanso, Kasper Dolberg ampliaba la ventaja con un remate con el pie en el segundo palo (42).

El artillero Patrik Schick prolongó su gran momento e hizo el único gol checo nada más comenzar el segundo tiempo (49).

Dinamarca regresará a unas semifinales del máximo torneo europeo de selecciones tras las que pisó en 1992, cuando se proclamó campeona con su generación apodada 'Danish Dynamite'.

"Es difícil encontrar las palabras, fue un partido difícil, sabíamos que sería una prueba muy difícil contra un equipo de una potencia extraordinaria", analizó Kasper Schmeichel, arquero danés, para la televisión de su país DR.

"En la primera parte jugamos super bien, en la segunda ellos marcaron pronto y ponen mucha presión", añadió. "Es lo que caracteriza a un gran equipo: sabes jugar bien pero también luchar, ir a la batalla, y es lo que hemos hecho", terminó.

En el partido por la final, que tendrá lugar el próximo miércoles en el estadio londinense de Wembley, se enfrentará a Inglaterra o Ucrania.

Los nórdicos salieron vencedores del único duelo de cuartos que oponía a dos selecciones que saben lo que es ganar la Eurocopa. Los checos levantaron el trofeo en 1976, todavía como Checoslovaquia y en unión con los eslovacos.

Dinamarca además se tomó la revancha por la derrota sufrida en la misma ronda de la Eurocopa-2004 contra los checos (3-0).

- Delaney y Dolberg disparan primero -

La solidez defensiva ha sido uno de los fuertes de República Checa en el torneo. Es por eso que sorprendió tanto la primera diana de los vikingos, donde hasta tres futbolistas checos se desentendieron de Delaney, permitiéndole rematar completamente solo (5).

El gol dio confianza a Dinamarca, que apretó en busca del segundo y estuvo cerca de lograrlo por medio de Mikkel Damsgaard (13) y nuevamente Delaney (17). Los de rojo probaban con un tiro desviado de Schick (12).

Más clara fue la acción del medio Tomas Holes, quien no pudo batir a Schmeichel luego de que el propio arquero danés regalara el balón a los checos, que armaron una rápida jugada (22).

El partido se convirtió en un toma y daca. Los centroeuropeos apretaban con peligro pero los nórdicos asustaban con sus contragolpes.

Cerca del descanso, Joakim Maehle recibía un pase al espacio en la banda izquierda y ponía un centro al área de hermosa factura con el exterior de su botín derecho. Dolberg acudió al segundo palo para encargarse de embocar el segundo (42).

Dinamarca se había quedado muy cerca de marcar poco antes con un gran chut de Darmsgaard blocado por Tomas Vaclik (38).

- Reacción checa -

La charla en el descanso de Jaroslav Silhavy, seleccionador checo, pareció surtir efecto, porque sus hombres salieron en tromba en la segunda parte.

Schick marcaba dentro del área danesa tras un buen centro en la frontal de Vladimir Coufal (49), consiguiendo su quinta diana en la Eurocopa, igualando con el astro portugués Cristiano Ronaldo.

Pero los checos ya habían probado previamente a Schmeichel con buenas ocasiones de Michal Krmencik (47) y Antonín Barak (47) previo toque de Delaney.

Dinamarca respondió intentando dormir el duelo, amasando el balón e introduciendo cambios para oxigenar al equipo.

La estrategia tuvo éxito y Chequia perdió su efervescencia durante bastantes minutos, hasta que Jakub Jankto (72) y Tomas Soucek (74) rozaron el empate.

Aunque los daneses no se quedaron de brazos cruzados y buscaron el tercero con dos intentos claros de Yussuf Poulsen (69, 78) y otro de Maehle (82). Vaclik ofreció su mejor cara para mantener viva a República Checa.

Finalmente el cuadro vikingo consiguió aguantar el resultado y desembarcar en semifinales, con el objetivo de seguir regalando alegrías a su compañero Christian Eriksen.

gh/dr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario