Nacional

Diez claves para entender la crisis en las cárceles uruguayas

¿Los familiares de presos no serán controlados?. ¿Los militares controlarán a los policías? Altas fuentes de Presidencia contradicen al subsecretario de Defensa

 

1. MILITARES CONTROLAN POLICÍAS. Los militares realizarán el control de ingreso a policías que trabajen en las cárceles. Lo harán usando pasamontañas y sin identificaciones para que no correr riesgo de vida ante la creciente posición dominante de los narcos dentro del esquema penitenciario.

2. ¿FAMILIARES DE PRESOS NO SERÁN CONTROLADOS? Los familiares de presos no serán revisados al ingreso durante las visitas reglamentarias. Lo informó hoy el subsecretario de Defensa, Jorge Menéndez a radio Carve. Sin embargo, altas fuentes de Presidencia  sostienen que los militares tendrán el poder del controlar a presos y también a familiares, cuando así lo estimen necesario.

3. CONTROL DESPUÉS DE LAS VISITAS. La revisación interna de armas y drogas se realizará directamente a los presos luego del horario de visitas. Los encargados serán los policías guardiacárceles.

4. FAMILIARES BENEFICIADOS. En principio, esto recoge la aspiración de los familiares de los presos -que pasan largas horas sujetos a largos operativos de revisación.

5. ¿EL PROBLEMA ESTÁ EN LOS FAMILIARES? Esta decisión contradice la opinión del coordinador de Cárceles de la zona metropolitana, Eduardo Pereira Cuadra, quien señaló que los familiares de presos son parte del problema, y constituyen el principal factor de ingreso de armas y drogas en las cárceles.

6. ¿EL PROBLEMA ESTÁ EN LA POLICÍA? La decisión afirma, por el contrario, la posición del presidente Mujica que policías corruptos hacen extras vendiendo armas y drogas dentro de las prisiones. El precio de un arma dentro del Penal de Libertad es de 20.000 pesos.

7. DECLARACIONES INCÓMODAS DEL JEFE. No es casual que la posición del jefe carcelario se haya debilitado después del último motín. El gobierno prepara su salida del cargo. El propio Pereira Cuadra venía advirtiendo a las autoridades de la gravedad de la crisis desde hace al menos tres meses. Sus declaraciones culpando de la situación a narcos y políticos incomodan al gobierno. De filiación nacionalista, el inspector general (r) volvió al cargo en Cárceles ya jubilado y cuando estaba trabajando como jefe de seguridad en el sector privado. Ahora su nombre suena como Jefe de Policía de San José.

8. POLÍTICOS DETRÁS DEL MOTÍN. Pereira Cuadra señala que dirigentes políticos mantuvieron contacto con uno de los jefes narcos, quien opera desde el Penal de Libertad e instigó el motín en Comcar. El jerarca dijo que tiene pruebas (mensajes de texto y números de teléfono) de esto. El narco  busca el fin de una serie de beneficios que habían tenido su fin en los últimos meses. Para ello, habría conspirado para "desestabilizar" y denunciar la corrupción policial en el flamante Instituto Nacional de Rehabilitación.

9.  UN "DURO DE CANDIDATO" Brecha difundió hoy que el ministro Bonomi ofreció el cargo de coordinador a un viejo conocido de las cárceles: el ex coracero Enrique Navas, quien fue director nacional entre 2002 y 2006. Su nombre sorprendió inclusive a altos jerarcas del gobierno, porque Navas fue despedido durante el gobierno de Tabaré Vázquez a causa de discrepancias con el ex ministro José Díaz. El perfil "duro" de Navas contrastaba con el la liberación de 700 presos y el "plan de humanización" del sistema carcelario impulsado por Díaz. La candidatura de Navas pone de manifiesto las diferentes concepciones en materia de seguridad pública entre las administraciones de Tabaré Vázquez y José Mujica.

10. COSTOS Y ACTUALIZACIÓN TRASLADOS. Ayer se trasladaron 272 presos desde el Comcar: 196 al Penal de Libertad  47 a Punta de Rieles, a La Tablada 29. Hoy se realizará el traslado de 250 reclusos más. A las 15.30 horas, el Ministerio del Interior dará a conocer la lista de los trasladados y sus nuevos destinos. En total había 1.160 presos en los módulos 4 y 5 del Comcar. Ambos quedaron completamente inhabilitados. La reparación llevará por lo menos 7 meses y costará unos 8 millones de dólares.

Dejá tu comentario