Diego Forlán, cara visible de campaña antitabaco internacional

La Organización Mundial de la Salud apela al reconocido deportista uruguayo bajo la consigna "No compres más mentiras"

El futbolista uruguayo Diego Forlán es la cara visible de una campaña antitabaco lanzada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este es el comunicado oficial

Bajo el eslogan “No compres mentiras”, Forlán representa al deporte y en especial a Uruguay, que desde 2006 es pionero en materia de legislación antitabaco.

El jugador de Inter de Porto Alegre advierte sobre los efectos nocivos del tabaco y las engañosas campañas de marketing de las tabacaleras.

“Me gusta jugar los 90 minutos por eso no me dejé manipular y elegí no empezar a fumar. Esquivá la promoción y el patrocinio del tabaco” dice el delantero, de 34 años, noticia esta semana por su matrimonio con la joven Paz Cardoso, de 23.

La presencia de Forlán en la campaña busca acercar el mensaje a los jóvenes. El deportista es un habitué de campañas de bien público en su carácter de embajador de Unicef.

Un deportista exitoso como Forlán ayuda a orientar a eventuales futuros fumadores, pese a que las campañas antitabaco ya vienen dando éxito en los últimos años. La cantidad de fumadores problema desciende y cada vez son menos los adolescentes que se inician en la práctica adictiva.

"Gran parte de la publicidad del tabaco apunta a las necesidades psicológicas de los adolescentes, como la popularidad, la aceptación y la imagen positiva de sí mismos", señaló a la agencia Europa Press la asesora regional en tabaco de la OPS/OMS, Adriana Blanco. Esa publicidad, agregó, "crea la falsa percepción de que fumar satisfará esas necesidades".

La campaña se enmarca en el tema de este año del Día Mundial sin Tabaco: prohibir la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco. En las Américas, sólo Panamá, Colombia, Brasil (aunque falta la reglamentación), Chile y Surinam las prohíben totalmente.

La campaña también va dirigida a los tomadores de decisión para que impulsen leyes que cumplan con las obligaciones asumidas por los Estados a través del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, ratificado por 29 de 35 países de las Américas.

El 31 de mayo pasado, la OPS/OMS exhortó a los países de las Américas a prohibir totalmente la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco, una de las medidas más efectivas para reducir su consumo.

La epidemia de tabaquismo mata a un millón de personas cada año en la región. El 16% de los adolescentes de las Américas de entre 13 y 15 años consumen algún tipo de producto de tabaco, según la organización.

 

 

 

Dejá tu comentario