Detenidos de Cerro deberán declarar por violencia ante Juzgado de Faltas

Diez fueron citados para el 24 y 25 de febrero en el Juzgado de Faltas. El juez penal Gabriel Ohanián los dejó en libertad.

16 de febrero de 2015, 11:15hs

Deberán declarar el 24 y 25 de febrero ante el Tribunal de Faltas diez detenidos en el estadio Tróccoli por los hechos de violencia del pasado sábado, durante la disputa del partido Cerro-Peñarol. En realidad, hubo once detenidos, pero uno es menor de edad.

Un equipo de policías fue agredido por unos 50 hinchas de Cerro al final del encuentro en la tribuna Chile. Los desmanes siguieron fuera del centro deportivo. El juez penal Gabriel Ohanián dejó en libertad a los detenidos por considerar que no hubo delito, y derivó el caso al Juzgado de Faltas.

Por su parte, los servicios de Inteligencia Policial analizan los videos filmados de por la televisión, por la propia Policía y por los hinchas que subieron imágenes a Youtube. Intentan así identificar a los violentos para detenerlos y llevarlos ante la Justicia.

LÍOS. Ya antes del pitazo inicial, hubo señales de que habría enfrentamientos. Una fracción de la hinchada local ingresó al estadio con una bandera de Peñarol, sustraída en anteriores trifulcas a modo de “trofeo”. Se trata de dos parcialidades con una enemistad histórica.

Estaba prohibido expresamente por el Ministerio de Interior colgar banderas en las tribunas. Es una forma de desmotivar hechos de violencia. Por el altavoz se invitó a los hinchas a sacar las enseñas clubistas, y se advirtió que el partido no comenzaría hasta que ello sucediera.

El partido empezó 10 minutos después de lo anunciado. Ya solo por esto, Cerro podría perder la localía en su recién remozado estadio.

La Asociación Uruguaya de Fútbol y el gobierno habían acordado que desde el inicio del Torneo Clausura se iba a imponer un modelo de seguridad distinto.

Pero ya en la primera fecha comenzaron a mostrarse las falencias. El director de Deporte, Ernesto Irurueta, dijo a El País que los estadios deben aplicar el concepto de “derecho de admisión”.

“En los estadios entra cualquiera”, dijo el jerarca, quien reiteró que el gobierno establece que los clubes tienen la obligación de identificar a sus hinchas más violentos y prohibirles el ingreso a los escenarios.

Irurueta dijo que con la tecnología anunciada no basta (reconocimiento facial, cámaras de video), sino que además debe haber seguimiento de la justicia y de los organismos directivos del fútbol.

Con esta postura discrepa Cerro. Ernesto Vergara delegado ante la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) dijo que la responsable de mantener el orden público es la Policía.

"debería haber un trabajo eficiente de parte de la Policía" , dijo a El País Vergara, quien atribuyó a la Policía “ la unción de la Policía excluir a los violentos de los espectáculos”.

 

Dejá tu comentario