Desodorante natural; una receta de la abuela

    Es el consejo es más cortito pero muy efectivo. Esta receta ha circulado en mi familia desde siempre.

     

    Es un desodorante para todo el cuerpo que las abuelas preparaban. 

    En un frasco de 200 cc de alcohol rectificado (el que compramos en farmacias), dejamos descansar durante 10 días: 

    - 2 cucharadas de pétalos de rosa- la cáscara de 2 limones cortada con los dedos (no usar cuchillo)

    - 2 cucharadas de flores de lavanda secas o recién cortadas machacadas

    - 1 cucharada de cola de caballo (se vende en yuyerías o farmacias)

    Guardar en lugar fresco y oscuro. Cumplido el tiempo (10 días), colar usando un pedazo de paño fino y muy limpio. Completar la cantidad hasta obtener ½ litro, agregando agua fría destilada o hervida durante 5 minutos. Agregar 2 cucharadas de bicarbonato de sodio, colocar en atomizador.

    Usar luego de la ducha y con el cuerpo seco. 

    Me encantaba escuchar las explicaciones sobre las propiedades del desodorante que mamá nos daba siguiendo las indicaciones de la abuela. 

    La cola de caballo ayuda a evitar esa transpiración propia del uso de ropa de lana cuando aún hace calor; el bicarbonato es un gran sacador de olores fuertes, y lo demás son perfumes, aromas naturales y guerra a las bacterias.

    Dejá tu comentario