Denuncian que el coronel Ferro lideró tareas de espionaje en democracia

Lo acusan además de planificar el asesinato del capitán Castellini, por considerarlo "comunista". Defensa investiga si las denuncias son reales.

El capitán retirado del Ejército, Héctor Erosa, reveló en la Comisión Investigadora parlamentaria sobre espionaje en democracia, que el coronel Eduardo Ferro realizó actividades de espionaje en la década del 90 y que le ordenó matar a un capitán del Ejército en 1991 por considerarlo “comunista”.

Actualmente, Ferro se encuentra detenido en España desde el año pasado y está a la espera de su extradición a Uruguay para responder ante la Justicia por el asesinato del dirigente comunista Oscar Tassino en 1977.

Erosa confirmó ante los legisladores la práctica de espionaje en democracia en una unidad de combate del Arma de Ingenieros entre los años 1990 y 1996 al frente de la cual se encontraba el comandante Eduardo Ferro.

El denunciante indicó que este jerarca militar realizó, junto con sus colaboradores, prácticas delictivas en violación a la Constitución, las leyes y los reglamentos, y que estos hechos fueron comunicados en 1991 a la Justicia Militar, a la Jefatura del Ejército y al Ministerio de Defensa de la época.

En ese entonces, el ministro era Raúl Iturria quien ya compareció ante la Investigadora y dijo desconocer hechos de esta índole.

A la luz de estas declaraciones, los legisladores oficialistas están analizando citarlo nuevamente para que brinde explicaciones.

El denunciante señaló que Ferro y sus cómplices utilizaron medios materiales y económicos del Batallón de Ingenieros de Combate Nº 2 con asiento en Florida, para operaciones de inteligencia y espionaje, seguimientos, escuchas e invasión de propiedad privada de personalidades políticas, civiles y militares de la época.

Indicó además que allí se realizaron entrenamientos armados a grupos de personas externas a la unidad militar con armas y municiones del propio Ejército. También dijo que se cambiaban vales de nafta por dinero en efectivo.

Y sostuvo además que Ferro le propuso simular un accidente durante maniobras militares en la unidad de Florida con el objetivo de asesinar al capitán Castellini a quien Ferro consideraba un comunista.

Erosa dijo que se negó y que le dijo a Ferro que estaba loco. Desde entonces, el denunciante señaló que comenzó una persecución contra él durante 7 años que terminó en su retiro obligatorio de la fuerza.

En tanto, el actual ministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, dijo que la cartera está llevando adelante una investigación en forma reservada para saber si las denuncias realizadas por Erosa son reales.

MENEDEZ FERRO

Dejá tu comentario