PROTAGONISTA

De corazón a corazón: el proyecto de una niña que decidió ayudar a otros

“No es solo dar una manta. Es dejar un pedazo de tu corazón en esas pequeñitas cosas que das”, expresa.

Candelaria tenía 8 años cuando salió de un supermercado, vio a una familia en situación de calle, porque habían perdido todo por un incendio, y le dijo a su mamá que quería hacer algo.

Desde entonces y hasta ahora -que tiene 11 años- junta frazadas y sale a repartirlas.

“Me dolía a mí verlos mal a ellos”, comparte con Subrayado.

A las frazadas que le donan, les cose un corazón rojo de fieltro, con la “C” de “Corazón a Corazón”.

Además, está haciendo una campaña de recolección de lana, que entregará al centro educativo de Los Rosales, donde un grupo de abuelas tejen para las personas que asisten al centro. “Para ayudarlas en este invierno frío”, explica.

Cuenta que la sensación que siente cuando entrega una de las frazadas es un alivio “en el corazón”.

“Me decían que Dios te bendiga, muchísimas gracias. Todas esas cosas lindas que vienen del corazón”, agrega. “No es solo dar una manta. Es dejar un pedazo de tu corazón en esas pequeñitas cosas que das”, expresa.

Candelaria tiene otro proyecto: construir una casa de muñecas en cartón, para entregar en el caif de Los Rosales. Recibe, además, juguetes para entregar en el lugar.

“Estoy haciendo una casita de cartón, para los niños más chiquitos de Los Rosales, como el caif, y los que tienen cuatro o cinco años. Para que puedan jugar con muñecas. Porque cuando entré a las clases no vi esa magnitud de juguetes. Entonces dije: yo puedo ayudar en esto. Después pienso que es bueno tener la educación jugando. Tengo dislexia, entonces a mí me es más fácil hacerlo con juegos. Es importante estudiar, pero también es importante divertirse”, agrega.

En el día de la niñez, llamó a los demás a ser ellos mismos y a seguir sus sueños.

Para colaborar con Candelaria se puede llevar enviar un correo a [email protected].

nina solidaria 2

Dejá tu comentario