InternacionalesJacksonville

David Katz, el videojugador frustrado que emprendió la masacre de Jacksonville

Tenía 24 años y usó el arma por haber quedado eliminado del torneo. Una de sus victimas era un competidor con el que alternaba triunfos.

David Katz, de 24 años, asesinó a varias personas y se suicidó este domingo al no poder sorportar la frustración de la derrota en un certamen de videojuegos realizó en Jacksonville, Estados Unidos. Una de sus víctimas era un adversarios más competitivos.

El diario "Miami Herald" identificó a las víctimas: Robertson, de 27 años, de Ballard, West Virginia, y Clayton, de 22 años, de Woodland Hills, California.

Robertson fue el ganador del torneo el año pasado y Katz lo ganó el año anterior, informó el Herald, citando publicaciones en Internet de familiares y amigos.

Entre otros premios, el joven fue el campeón del torneo organizado por los Bills de Buffalo en el 2017.

Katz abrió fuego contra la multitud en un restoran situado en Jacksonville Landing, un centro comercial y la ribera del río St. Johns.

Allí se llevaba a cabo un torneo de eliminación rumbo al torneo nacional de Madden, un videojuego de la compañía EA Sports, que premiaría al ganador con 5.000 dólares y le daría la ventaja de participar en otro torneo en Las Vegas el próximo mes de octubre, donde el gran premio principal será de 165.000 dólares.

En la tragedia hubo cuatro muertos (incluyéndolo a él) y una docena de heridos, según coinciden en señalar las agencias. Los heridos fueron trasladados al Memorial Hospital y al UF Health Hospital.

GAME OVER

La competencia estaba siendo transmitida en línea cuando se escucharon varios disparos, de acuerdo a un video compartido en redes sociales. En él se puede ver a los jugadores reaccionando a las detonaciones de armas de fuego, y se escuchan gritos antes de que la grabación se corte.

Katz era oriundo de Baltimore y su lujosa residencia fue allanada en la víspera a última hora para saber si planeaba o no la masacre. La policía también incautó su vehículo estacionado cerca del sitio del torneo.

Lo cierto es que llevaba al menos un arma y la descargó completa contra la gente que se encontraba en el lugar.

nadie sabe exactamente qué pasó por la cabeza de Katz. Steven "Steveyj" Javaruski, uno de los participantes de la competición, aseguró al diario LA Times que el sospechoso formaba parte del campeonato y había sido eliminado.

El periodista y comentarista Rod Breslau, conocido en el mundo de los videojuegos como "Slasher", dio detalles del tiroteo a través de su red social y tuvo la oportunidad de conversar con un testigo de la furia de Katz por haber quedado fuera del torneo.

TENERLAS ES USARLAS

Este es el último de los numerosos episodios de violencia armada que tienen lugar en Estados Unidos, donde la tenencia de armas se debate constantemente entre quienes piden un mayor control de su venta y quienes defienden su derecho constitucional a portar armas.

El 14 de febrero de este año, 17 personas murieron y otras 17 resultaron heridas en un tiroteo en una escuela secundaria en Parkland, al norte de Miami. La masacre, una de las peores de la historia moderna estadounidense, atizó la discusión con una renovada energía.

David Hogg, uno de los sobrevivientes de Parkland que lidera ahora un movimiento nacional contra las armas, participaba en una protesta frente a la sede de Smith and Wesson en Springfield, Massachusetts, cuando recibió noticias de la masacre.

"Sabremos que no habrá un cambio hasta que lo exijamos en noviembre y después", escribió Hogg, de 18 años, llamando a participar en las elecciones de noviembre para hacer contrapeso a los conservadores que apoyan a la poderosa Asociación Nacional del Rifle.

"La violencia armada es una epidemia nacional", escribió otra sobreviviente de Parkland, Delaney Tarr.

Dejá tu comentario