AFP

Culmina marcha de 200 km liderada por Arce y Morales en apoyo al gobierno de Bolivia

Una marcha de casi 200 kilómetros encabezada por el presidente de Bolivia, Luis Arce, y el exmandatario Evo Morales en apoyo al gobierno llegó este lunes a La Paz tras seis días de caminata.

Una marcha de casi 200 kilómetros encabezada por el presidente de Bolivia, Luis Arce, y el exmandatario Evo Morales en apoyo al gobierno llegó este lunes a La Paz tras seis días de caminata.

"¡Hoy, el pueblo boliviano ha hecho nuevamente historia!", expresó Arce en un acto luego de la llegada de la denominada "marcha por la patria" a la sede del gobierno.

"Siempre que el pueblo está así como hoy, la derecha tiembla", agregó el mandatario izquierdista, que acompañó la caminata durante algunas partes del recorrido.

Morales estuvo presente durante todo el trayecto, acompañado por miles de militantes del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS).

"Dijeron: 'los salvajes no volverán'. ¡Los 'salvajes' otra vez estamos en el gobierno!", recalcó el exmandatario (2006-2019), refiriéndose a la oposición conservadora que gobernó el país entre 2019 y 2020.

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, fustigó durante su discurso al gobierno de Santa Cruz, bastión de la oposición ubicado en el este del país, y amenazó con "nacionalizar todas las empresas e industrias" de ese departamento, el más rico de Bolivia.

"Que no nos provoquen", advirtió el dirigente afín al gobierno.

La marcha salió el 23 de noviembre del poblado de Caracollo, en el departamento de Oruro (oeste), luego de una ceremonia en la que participó la cúpula del gobierno y que culminó con un ritual aimara de agradecimiento a la Madre Tierra.

El embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, se sumó a la marcha en el tercer día de recorrido, una decisión que la oposición del país andino tachó de "injerencia".

Legisladores opositores de Argentina anunciaron que el tema sería discutido en el Congreso.

El embajador de Nicaragua, Elías Chévez, también estuvo presente en la movilización.

A lo largo del camino, representantes de sindicatos de mineros, de la industria y de campesinos fueron incorporándose a la caravana.

También lo hicieron organizaciones indígenas afines al MAS de varias regiones del país. Vestían coloridos trajes típicos, collares de flores y ondeaban wiphalas, bandera insignia de los pueblos originarios de los Andes.

"Nos han explotado durante 500 años. (...) Queremos una Bolivia libre; por esa razón estamos aquí", aseguró la militante aimara Gregoria Condori, de 64 años.

La marcha en apoyo al gobierno izquierdista había sido convocada por Morales el 12 de noviembre, en medio de una huelga impulsada por la oposición contra una ley de blanqueo de capitales, que el Congreso controlado por el oficialismo finalmente derogó.

El país sudamericano vive una profunda división política desde finales de 2019, cuando Morales renunció a la presidencia tras perder el respaldo de las Fuerzas Armadas y la policía, en medio de protestas masivas en su contra y acusaciones de fraude electoral cuando buscaba la reelección a un cuarto mandato.

De nuevo en el poder desde 2020, el MAS acusa a la oposición conservadora de haber organizado un "golpe de Estado" contra Morales para llevar a la presidencia a la derechista Jeanine Áñez, actualmente en prisión preventiva.

msr/ag/dga

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario