Internacionaleslgtb | Cuba

Cuba reprime marchas del colectivo LGTB por "tensiones del contexto internacional"

La Policía chocó con unos 300 manifestantes en La Habana y evidenció que la revolución no sabe cómo manejar aspectos como la diversidad sexual

A casi 60 años de la revolución cubana, el régimen no sabe aún como manejar el tema d de la libertad sexual y el derecho a la identidad de las personas.

Cuando todo parecía que las cosas podían mejorar, en 2018 el gobierno decidió dar marcha atrás con el proyecto de ley de matrimonio igualitario. Lo hizo sin más explicaciones.

En los últimos años el clima de tolerancia había mejorado por la vía de los hechos. Y la llegada al poder de una nueva generación, con Miguel Díaz-Canel al frente, hacía presagiar que iban a confirmarse algunas promesas de reconocimiento de la diversidad sexual.

Hay que recordar que en los 60, poco después de la revolución, Fidel Castro, su hermano Raúl y Ernesto "Che" Guevara fueron impulsores de los Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), centros de trabajo forzados a donde se enviaba a los disidentes y en especial a los homosexuales.

El sábado último las fuerzas de seguridad reprimieron a manifestantes de colectivos LGTB durante una manifestación considerada ilegal por el Ministerio del Interior.

La periodista Sarah Marsh subió imágenes de la represión.

Embed

El vicealmirante Julio César Gandarilla Bermejo fue a la marcha para explicar.

Embed

Había sido convocada luego de la cancelación de la marcha anual del orgullo gay que organiza el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), dirigido por Mariela Castro, la sexólogo hija de Raúl Castro, el expresidente.

La marcha había sido convocada por la sociedad civil independiente en el Parque Central de La Habana Vieja y pese a no estar autorizada se desarrolló inicialmente sin incidentes, con unas trescientas personas desfilando por el céntrico Paseo del Prado en dirección al Malecón.

Varios participantes declararon a la prensa que no se estaban manifestando "en contra de nada" sino "a favor" de sus derechos y recalcaron que se trataba de una celebración pacífica.

Con banderas del arcoiris y al grito de "¡sí se pudo!" la Policía se interpuso y comenzaron los choques.

El Ministerio de salud había decidido que este año no se realizara las marchas "dada la actual coyuntura que está viviendo el país", según informó esa entidad.

Cuba vive una nueva etapa de crisis financiera como consecuencia de la renovación del embargo en la era Trump y del recorte de la ayuda de Venezuela, entre otros factores.

En un comunicado, el ministerio informó: "No se realizará este año la Conga cubana contra la Homofobia y la Transfobia, por determinadas circunstancias que no ayudan a su desarrollo exitoso, tanto en La Habana como en Camagüey (centro), sin que ello implique no retomarla para el próximo año", explicó el Cenesex.

La sexóloga y diputada Mariela Castro insistió en que "las nuevas tensiones en el contexto internacional y regional afectan de manera directa e indirecta" a la isla, con "impactos tangibles e intangibles" para su vida cotidiana y la "implementación de las políticas del Estado".

Castro Espín también interpretó que detrás de estas manifestaciones puede haber maniobras que conspiran contra los posibles progresos de la causa.

Embed

Figuras de la cultura cubana, como Silvio Rodríguez, un hombre muy cercano al régimen calificó como "absurda" la represión.

El domingo, con motivo del Día d ela Madre, escribió unas líneas apoyando a otro cantautor famoso, Santiago Feliú.

60047848_453128602183425_1879428030317723648_n.jpg

Dejá tu comentario