Internacionales

Cuba bloquea visita del excanciller Luis Almagro por aceptar "Premio Payá"

El gobierno de Raúl Castro dijo estar "asombrado" por el involucramiento del secretario general de la OEA en "actividades anticubanas"

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, denunció este miércoles que las autoridades de Cuba le negaron visado para una visita en la que debía recibir un premio otorgado por una organización de la disidencia.

Almagro tenía en agenda viajar a Cuba para recibir un premio de la organización Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, ligada a la disidencia cubana, pero toda la ceremonia terminó al borde de un incidente diplomático.

"Mi solicitud de visa para el pasaporte oficial de la OEA fue denegada por el Consulado de Cuba en Washington", sostuvo Almagro en una carta a la organizadora de la premiación, Rosa María Payá, hija del disidente Oswaldo Payá, muerto en 2012.

En su carta, Almagro señaló que las autoridades consulares cubanas le informaron que su ingreso a Cuba sería "negado (aun en caso de viajar con pasaporte diplomático uruguayo)".

Esas mismas autoridades le habrían comunicado a un funcionario de la OEA que consideraban el motivo del viaje una "provocación inaceptable" y expresaron su "asombro" por "el involucramiento de la OEA en actividades anticubanas".

"No es mi interés evaluar la situación política interna de Cuba ni sus diferentes tendencias políticas y no me compete opinar sobre ello", señaló Almagro en su carta.

No obstante, Almagro fue homenajeado en ausencia este miércoles con el premio Payá por el grupo disidente cubano.

Rosa María Payá, hija del fallecido opositor Oswaldo Payá y líder de la organización Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, organizó el inusual evento en la sala de su vivienda, en el barrio El Cerro de La Habana, sin que interviniera la seguridad del Estado.

"Estamos felices de hacer esto con los que han podido llegar hasta aquí", dijo Rosa Payá, de 28 años, tras denunciar que autoridades cubanas impidieron la asistencia de otros disidentes.

OTROS DOS CASOS. El diplomático explicó a Payá que su equipo solicitó a las autoridades consulares una revisión de la decisión, alegando que el viaje no tenía diferencias con "otros eventos similares que tienen lugar en otros países de la región y en los que he participado".

"Naturalmente deseo seguir trabajando en el marco de cooperación establecido entre la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia y la OEA", apuntó en su carta.

Separadamente, en un mensaje publicado en la red Twitter, Almagro señaló que su "preocupación es que no exista ninguna represión ni represalia alguna sobre organizadores del evento".

Otras dos personas que pretendían participar de la ceremonia de premiación -el ex presidente mexicano Felipe Calderón y la ex ministra chilena de educación Mariana Aylwin- también denunciaron que les fueron negadas las visas para ingresar a Cuba.

En Santiago de Chile, la representación diplomática cubana emitió este miércoles una nota en la que consideró que la ceremonia de premiación era una "grave provocación internacional".

Aylwin -hija del expresidente chileno Patricio Aylwin- tenía previsto embarcar hacia Cuba pero en el aeropuerto de Santiago fue informada de que había sido declarada "inadmisible".

MALESTAR DIPLOMÁTICO. Ya en la jornada del martes la cancillería chilena había emitido una nota oficial para señalar que lamentaba "profundamente" la situación, y que pretendía llamar a consultas al embajador de Chile en La Habana.

De igual forma, el canciller de México, Luis Videgaray, lamentó en la red Twitter el episodio con el expresidente Calderón. "La presencia de Felipe Calderón en Cuba no representa ninguna afectación para el pueblo y gobierno cubanos. Lamentamos la decisión", escribió Videgaray.

Cuba fue suspendida de la OEA en 1962, en el apogeo de la Guerra Fría y de su enfrentamiento ideológico con Estados Unidos. La organización levantó la suspensión a Cuba en 2009, pero el gobierno cubano dejó claro que por ahora no tiene interés en reincorporarse.

Desde que Cuba fue excluida de la OEA, el único secretario general de la entidad que visitó la isla fue el chileno José Miguel Insulza, quien estuvo en La Habana en 2014 participando de la Cumbre de América Latina y el Caribe (CELAC).

En tanto, desde que se convirtió en secretario general de la OEA, Almagro ha chocado de forma virulenta con el gobierno de Venezuela, un aliado fundamental para Cuba.

 

FOTO: Luis Almagro, en tiempos de buenas relaciones con el castrismo. Su polémica con el presidente venezolano Maduro no cayó bien en el régimen isleño.

Dejá tu comentario