SociedadCOMCAR | educación | privación de libertad | Punta de Rieles

Crearán escuela de educación emocional que trabajará con presos de Punta de Rieles

La iniciativa de la Asociación Civil Ombijam, se construirá en la Unidad 6 de la cárcel de Puntas de Rieles.

Este miércoles se presentó el proyecto de la escuela de Educación Emocional, que se construirá en la unidad 6 de Punta de Rieles.

Se trata de una iniciativa de la Asociación Civil Ombijam, que trabaja desde hace más de cinco años con privados de libertad y sus familiares, y que tiene como punto de partida de su programa “yoga y valores”.

La escuela de Educación Emocional es el inicio de la sistematización de todo el trabajo que se viene haciendo hace años. Con el precepto “otra conciencia es posible” se trabaja otra alternativa a privados de libertad.

Habrá clases de yoga, se generó un banco laboral en coordinación con varias empresas, hay un programa de recreación y apoyo para niños y un taller de costura.

Este jueves se inició la campaña de recolección de fondos y la presentación del proyecto a cargo del arquitecto Martín Gómez Platero y su equipo.

El objetivo de la escuela de Educación Emocional es insertar en la sociedad “agentes pacificadores”. En el evento de este miércoles, la presentación del proyecto estuvo a cargo de reclusos protagonistas y agentes de cambio.

Andrés Silva es el participante “más antiguo” del programa de yoga de la Unidad 6 de Punta de Rieles. Tras 5 años en privación de libertad se convirtió en referente de ese espacio y testigo del cambio de muchos de sus compañeros.

Tras ser procesado por rapiña espera ansioso la comunicación de su liberación en los próximos meses y poder desarrollar su profesión de marroquinero que actualmente ejerce en su taller llamado “Ajimsa” que quiere decir “no violencia” en sanscrtito.

Marcelo Pérez tiene 34 años, hace 3 que está privado de libertad desde entonces, tanto en en el Comcar como en Punta de Rieles, trabajó y estudió. Las adicciones lo llevaron a delinquir dice, hoy es referente cultural de su unidad. Conectarse consigo mismo le permitió descubrir el mundo de la música, la radio y el teatro.

Más de 15 unidades de reclusión ya pidieron a la Asociación Civil Ombijam para replicar su programa, una semilla que necesita de apoyo de la sociedad para florecer.

HISTORIA PUNTA DE RIELES 2

Dejá tu comentario