Internacionales

Cónsul uruguayo en N.Y respira aliviado tras tormenta tropical

Dijo que no tiene reportes de uruguayos con inconvenientes mayores. Los Aeropuertos comenzarán mañana a operar aunque lo harán con normalidad el martes.

 

El cónsul uruguayo en Nueva York, Carlos Orlando, dijo que respiran aliviados luego del paso de la tormenta. No hay reportes de uruguayos con complicaciones.

La ciudad de Nueva York respira aliviada después de que "Irene" pasara por ella convertida ya en una tormenta tropical que, pese a llegar con fuertes vientos y dejar contundentes precipitaciones y numerosas inundaciones, no provocó ninguna víctima mortal ni heridos de gravedad en la Gran Manzana.

"Lo peor ha pasado", sentenció el alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg, en su primera comparecencia de este domingo, en la que reconoció que lo peor que "Irene" ha causado son inundaciones en los cinco barrios de la ciudad, aunque es "todavía muy pronto" para evaluar sus daños concretos.

Bloomberg lamentó "las graves consecuencias" de esas inundaciones, así como de la caída de cientos de árboles y los cortes al suministro de electricidad producidos en numerosos puntos de la ciudad, aunque se reconoció "aliviado y agradecido" porque el temporal no ha dejado "ningún muerto ni ningún herido".

"Como anticipamos, 'Irene' ha dejado numerosas inundaciones en los cinco barrios de la ciudad y ahora esperamos que, con las horas de marea baja, las zonas inundadas se recuperen a medida que pasen las horas", indicó el alcalde, quien detalló que una de las áreas más afectadas fue el Bajo Manhattan, donde las aguas del Hudson y el East River sobrepasaron las contenciones e inundaron las calles.

Aeropuertos retoman normalidad el martes

Los aeropuertos que operan en la zona de Nueva York continuaban hoy cerrados tras el paso del huracán "Irene" degradado como tormenta tropical y la previsión de las autoridades es que vuelvan a iniciar sus operaciones a partir del mediodía del lunes y recuperen la total normalidad el martes.

Así lo confirmó a Efe el portavoz de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, Ron Marsico, quien señaló que la entidad prevé que los aeródromos experimenten retrasos y cancelaciones durante el lunes y que no sea hasta el martes cuando operen con normalidad.

El John F. Kennedy, LaGuardia y Newark, tres de los aeropuertos con mayor afluencia de pasajeros del país, así como los aeródromos regionales de Stewart y Teterboro, estarán cerrados al menos hasta entrado el lunes, según había confirmado hoy en una rueda de prensa el director ejecutivo de la Autoridad Portuaria, Chris Ward.

Ward precisó que los aeropuertos de la zona "podrían empezar" a reanudar sus operaciones aeronáuticas "el lunes por la tarde", pero un portavoz de la compañía Delta, que desde el sábado ha cancelado 2.200 vuelos desde esos aeródromos, informó también a Efe, que la compañía prevé iniciar sus operaciones desde Nueva York a partir de las 16.00 GMT del lunes.

Desde que comenzó la emergencia por el huracán "Irene" en la costa este de Estados Unidos, que se degradó a tormenta tropical después de volver a tocar tierra en el neoyorquino barrio de Coney Island (Brooklyn) este domingo, más de 10.000 vuelos han tenido que ser cancelados en el área de Nueva York.

18 personas fallecidas tras paso de Irene

Una debilitada "Irene", convertida ya en tormenta tropical, ha dejado a su paso por la costa este de EE.UU. inundaciones, 4,5 millones de personas sin electricidad y al menos 18 muertos, aunque evitó los devastadores daños que se temían en Nueva York.

"Lo peor de Irene ya ha pasado", declaró la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, en una rueda de prensa en Washington.

No obstante advirtió que la tormenta "todavía es potencialmente peligrosa".

Uno de los riesgos que se temen es el de inundaciones en los próximos días, debido a que las fuertes lluvias han acrecentado el cauce de numerosos ríos.

A su paso por la costa este, donde tocó tierra el sábado en Carolina del Norte, "Irene" se ha cobrado al menos 18 vidas en los estados de Connecticut, Carolina del Norte, Florida, Nueva Jersey y Virginia.

Cerca de 4 millones de personas y establecimientos han perdido el suministro de electricidad a lo largo de la costa y las compañías eléctricas advierten que podrían pasar hasta dos semanas hasta que todos los usuarios hayan recuperado el servicio.

"Irene" causó también el caos en el transporte aéreo y hoy sumaban ya en torno a los 9.000 los vuelos cancelados por la tormenta en todo el país.

 

En base a EFE

Dejá tu comentario