AFP

Condenan en Francia a Brigitte Bardot por insultos racistas

La justicia condenó este jueves a la estrella de cine Brigitte Bardot por insultos racistas, al calificar a los habitantes de la isla francesa de la Reunión, en el Índico, de autóctonos que "conservaron sus genes salvajes".

La justicia condenó este jueves a la estrella de cine Brigitte Bardot por insultos racistas, al calificar a los habitantes de la isla francesa de la Reunión, en el Índico, de autóctonos que "conservaron sus genes salvajes".

Un tribunal de Saint-Denis de la Reunión impuso 20.000 euros de multa (23.000 dólares) a la exactriz de 85 años, así como 4.000 euros (4.600 dólares) para su asistente de prensa por complicidad.

Bardot, conocida por su defensa de la causa animal, envió en 2019 una carta al entonces delegado del gobierno en esta isla de ultramar, denunciando la "barbarie de los reunioneses con los animales".

"Los autóctonos conservaron sus genes salvajes", escribe la protagonista de 'Y Dios creo la mujer', que comparó La Reunión con "la isla del diablo", cuya "población degenerada" está aún "imbuida" de "tradiciones bárbaras".

Sus declaraciones provocaron una ola de indignación. La entonces ministra de Ultramar, Annick Girardin, le escribió una carta abierta para decirle que "el racismo no es una opinión, es un delito".

Un diputado de izquierdas, grupos antirracistas y de defensa de derechos humanos denunciaron a Bardot, muy cercana a la ultraderecha y que en el pasado ya fue condenada por odio racial.

Aunque se disculpó con los habitantes de La Reunión, justificó sus palabras por el "trágico destino" de los animales de la isla, una "tontería", para Axel Vardin, uno de los abogados de los demandantes.

"Habla de reminiscencias de canibalismo. Esto es de hecho una reminiscencia de un pensamiento colonialista", aseguró durante el juicio Vardin. Sus palabras son "hirientes", agregó la fiscal.

Para su abogada defensora, Catherine Moissonier, la defensa de los animales "es la vida de Brigitte Bardot". La angustia de los animales "es una realidad en La Reunión", agregó la letrada.

Bardot, hastiada por el desgaste de la gloria y la persecución de los paparazzis, decidió en 1973, con 38 años, poner fin a su carrera y consagrarse, desde entonces, a su segunda vida: la causa animal.

mah-tjc/bl

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario