Sociedad Universidad Católica | presencialidad | Covid-19 | INAU | 2020

Con menos presencialidad en 2020 los niños se estancaron en lectura y escritura

Un equipo de la Universidad Católica analizó el aprendizaje de 300 niños durante el año 2020 y el impacto de la pandemia.

Un estudio realizado por la Universidad Católica entre escolares, reveló que mientras la presencialidad estuvo suspendida el año pasado no hubo avances en el dominio de la lectura y escritura, según publicó El País.

Ante el comienzo de un nuevo año lectivo, luego de un 2020 con poca presencialiad por la emergencia sanitaria del Covid-19, comienza a advertirse el impacto que la pandemia tuvo en los aprendizajes.

Un equipo del Departamento de Neurociencia y Aprendizaje de la Universidad Católica conducido por el doctor en psicología Ariel Cuadro, viene realizando un seguimiento de más de 300 escolares que también asiste a clubes de niños del INAU. Aún porcesan los datos del estudio pero alcanzaron algunas conclusiones preliminares.

Una de las más contundentes es que entre marzo y julio, sin clases presenciales, casi no se observaron mejoras en el dominio de la lectura y la escritura. Solo el 15% de los alumnos pudo mantener el nivel o mejorarlo.

Al indagar qué pasó en el pequeño grupo que pudo mantener o mejorar su nivel de escritura, surge la influencia del contexto familiar.

El apoyo de las familias y el contexto alfabetizador hicieron la diferencia. También se constató que las familias que a pesar de las dificultades o falta de recursos hicieron el esfuerzo de acompañar a sus hijos y mantener una comunicación fluida con los docentes, tuvo un efecto positivo en el aprendizaje.

Otro de los hallazgos del estudio, según dijo Cuadro a Subrayado, fue que en el último tramo del 2020, con el retorno de la presencialidad, se constató una tendencia de recuperación en los niveles de lectura y escritura.

En otra investigación del mismo equipo de la Universidad Católica, con escolares de primer año de colegios privados de Casavalle, La Teja y el Cerro, los académicos encontraron resultados similares.

Cuadro expresó que la influencia que tiene el contexto familiar es una variable fundamental del proceso educativo, aspecto que cobró especial importancia con la escasa presencia de los niños en el aula.

Dejá tu comentario