PRÓXIMO VIVO 18:55HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER

Con juegos y bailes los comités de base del FA buscan recuperar militantes

Los llamados "comités funcionales" proponen un recambio cultural a través de dinámicas de grupo para las nuevas generacionales de frenteamplistas

30 de octubre de 2017, 11:23hs

A través de juegos,consignas y debates, el Frente Amplio intenta reagrupar los alicapidos Comités de Base, que en algún momento fueron la fuente de energía de la coalición de izquierda de 1971.

A diferencia de los viejos comités, que se establecían por identificación en los barrios, al igual que las viejas sedes coloradas y blancas, esta nueva generación de bastiones frenteamplistas se agrupan por temáticas, una forma de buscar afinidad entre los militantes.

Se trata de los flamantes comités funcionales del FA, que por el momento se concentran alrededor de las facultades, y aspiran a reaglutinar a los milennials, un desafio para cualquier fuerza política no solo del Uruguay, sino también del mundo.

¿Qué tienen de distinto estos comités funcionales? Para empezar un coaching de juegos bajo la consigna "A mover las bases", según un informe publicado hoy por La Diaria.

El Frente Amplio sabe que se acerca el recambio generacional y que es necesario resetear la agenda pública. A través de estas dinámicas de grupo -.en las que actú no solo el cerebro, sino también el cuerpo- se busca hallar los temas de preocupación de las bases.

GATOS MIMOSOS VERSUS GATOS SALVAJES

El sábado último en la Coordinadora B del FA se encontraron militantes del comité "28 de noviembre" y los comités funcionales de la facultad de Ciencias Sociales y de Ciencias Económicas y Administración.

Entre los asistentes están el alcalde Carlos Varela y a directora de Desarrollo Social de la Intendencia, Fabiana Goyeneche. La idea, dijeron los participantes, es crear "ideas fuerza para el país que queremos".

Así, los militantes se encuentran con Gastón Duffour quien los invita a dividirse en dos grupos: "gatos mimosos" y "gatos salvajes".

Duffour explica que la actividad busca "encontrarnos y darnos cuenta de que somos más de los que estamos para cambiar el mundo".

El juego los invita a separarse entre aquellos que están a favor del poliamor y los que no.

Luego. entre los que se sienten representados por lo que está haciendo el FA en el gobierno y los que no. Son mayoría los que sí.

Sin embargo, cuando se llama a armar grupos por un cambio de estatutos del FA y los que no, se hace mayoría los que están a favor de los cambios.

El intercambio entre los contrarios es irónico. "Callate vos gordito sesentista", "Blandito", etcétera.

Los juegos mezclaron clásicos como "piedra, papel o tijera" con bailes. Los militantes se menean al ritmo de "Elvis Crespo", la voz del hit "Suavemente".

Luego sí llegaron los debates sobre vivienda, distribución de la riquezam, desarrollo, políticas sobre niños, niños y adolescentes en conflicto con la ley.

NO A LA BAJA

En tren de confesiones, Goyeneche -que fue la voz cantante de la campaña "No a la baja"- se mostró decepcionada por los resultados del gobierno acerca de las políticas públicas.

Tras la victoria en el referéndum, ella hubiera pensado que se iba a ir "a fondo".

Goyeneche cree que se han hecho esfuerzos en la prevención sin llenar de policías los barrios más vulnerables, con obras de infrestructura como se hizo en Marconi que beneficiarion a los más jóvenes

No obstante, dijo que lamenta que no se haya aprovechado para cambiar la normativa que rige al sistema penal juvenil. Por el contrario se amplió la prisión preventiva de 90 a 150 días.

"En el Senado no hubo nadie que se pusiera la camiseta y dijera si impulsamos no a la baja, no podemos seguir votando estas leyes", comentó.

Dejá tu comentario