Nacional

Comunistas y Casa Grande contra el decreto "antipiquetes" del gobierno

Varios legisladores muestran preocupación por las nuevas potestades de la Policía y el "desgaste" que generará con los sectores que más protestan

El sector Casa Grande, liderado por la senadora Constanza Moreira, fue uno del los primeros dentro del Frente Amplio en manifestar su rechazo al nuevo decreto que libera a las autoridades de orden judicial para cortar piquetes y cortes de ruta.

A través de un comunicado, Casa Grande considera "inadmisible" e "innecesaria" la decisión del gobierno de reglamentar las protestas callejeras.

Apunta a la "discrecionalidad" que tendrá el Ministerio del interior para usar el "aparato represivo" contra sectores de la población que estén manifestándose públicamente.

También Jorge Pozzi, coordinador de bancada del Frente Amplio, dijo haber recibido planteos de "varios compañeros" y prometió estudiar el tema.

El Partido Comunista es otro de los sectores que discrepa con la Administración Vázquez.

Gerard Núñez dijo que este tipo de mdidas generan "desgaste" con "una parte importante de la sociedad" y dijo que "hay que seguir adelante por la vía del diálogo".

El diputado Oscar Groba, exdirigente metalúrgico, rechazó "las limitaciones a las protestas" de los ciudadanos. "Estoy muy molesto", comentó.

El decreto se emitió esta semana y se hizo operativo por primera vez cuando se detuvo a un camionero que protestaba en Conchillas, Colonia.

El dirigente del Sindicato Único del Transporte y Ramas Afines (Sutcra), Pablo Perdomo, desmintió en Radio Carve que e detenido hubiera atravesado el camión en la ruta, tal como se informó en principio.

En ese sentido, denunció la nuevas potestades de la Policía calificándolas como "arbitrarias".

El PIT-CNT ya evalúa esta medida como perjudicial. El dirigente de COFE, José Lorenzo López, opinó que es "un avance más de la represión del Poder Ejecutivo contra las organizaciones de trabajadores".

Dejá tu comentario