Combate al Aedes aegypti: Martínez encabezó reunión urgente con alcaldes

La Intendencia de Montevideo coordina acciones conjuntas para erradicar el mosquito transmisor del dengue, zika y chikungunya.

15 de febrero de 2016, 22:46hs

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, encabezó este lunes una reunión de carácter urgente en la que participaron los ocho alcaldes de los municipios de la capital, el Comité Departamental de Emergencias y también autoridades de la salud y la educación.

La Intendencia coordina acciones conjuntas para combatir la propagacion del mosquito Aedes aegypti que transmite el dengue, zika y chikungunya.

Las autoridades trabajan en la elaboración de material educativo para instruir a la población para evitar el desarrollo del vector. El objetivo es concientizar sobre la importancia del cuidado personal que debe hacer cada uno en su vivienda.

“Que no cunda el pánico. Lo más importante son las acciones, el compromiso que debemos asumir”, destacó Martínez.

En Pocitos se fumigan cuatro cuadras, delimitadas por las calles Luis Lamas, Manuel Pagola, Francisco Muñoz y Buxareo.

Tanto los trabajadores del Ministerio de Salud Pública (MSP) como los de la Intendencia de Montevideo (IM) deben exhibir sus chalecos identificatorios, y a partir de la semana que viene portarán un carné especial.

A nivel de la educacion, Primaria y Secundaria implementarán un plan para informar a maestros y profesores sobre las medidas que deben implementarse para luego estos puedan transmitirselo a los estudiantes.

MEDIDAS. La Intendencia de Montevideo (IM) utilizará unas máquinas trituradoras de cubiertas para eliminar los residuos de las mismas y reutilizarlas.

Las cubiertas en desuso son un tema de preocupación para las autoridades debido a la cantidad que hay distribuidas por toda la ciudad y siendo este un recipiente en donde el mosquito Aedes aegypti se reproduce con facilidad.

Ante esto, la IM decidió contratar a una empresa que trabaja con maquinas especiales para triturar todo tipo de cubiertas. Esta comenzará a trabajar en las próximas semanas.

Esto tiene dos objetivos; por un lado, que no lleguen a una disposicion final de residuos inutilizables y por otro lado que puedan ser recicladas.

Se trata de un material que necesita centenares de años para degradarse y es altamente dañino para el medio ambiente.

Se acumulan en muchos casos en enormes depósitos y son excelentes criaderos para los mosquitos Aedes aegypti tanto por su forma, que impide volcar el agua, como su material aislante y también por su color oscuro que permite mantener la temperatura adecuada para su desarrollo.

Dejá tu comentario