Nacional

Cocinero del Nuevo Partido Comunista admite haber golpeado a Andrés Pereira

El hombre -que es boxeador- confirma a la justicia lo que ya se sabía: hubo paliza. Ahora hay que saber cómo, dónde y en qué momento exacto murió.

El cocinero del campamento del Nuevo Partido Comunista (NPC) admitió ante la justicia que el fallecido Andrés Pereira recibió una paliza, informa El País.

El hombre, que es boxeador, contó que golpéo al joven, en lo que habría sido el momento previo a su muerte.

Este testimonio de primera mano confirmó lo que ya sabía la justicia.

Ahora hay que determinar por qué ocurrió y en qué circunstancias murió Andrés, que entonces tenía 16 años.

La versión del incidente dada por miembros del Nuevo Partido Comunista (NPC) asegura que la víctima fue perseguida y golpeada por robar 3.000 pesos.

Sobre dónde murió también hay dudas. Los integrantes del campamento dijeron haber visto a Andrés yéndose por el camino hacia la ruta.

Su cadáver apareció en ese camino, dentro de unos pastizales. Se trata de una zona poco frecuentada. Semanas atrás, allí encontró un vecino los restos óseos (cráneo y algunos huesos) y la mochila que llevaba la víctima.

La pericia forense indica que, más allá del deterioro de un año a la intemperie, el cráneo presentó señales de una fractura que pudo ser la razón de la muerte.

El magistrado actuante debe determinar si murió allí efectivamente o alguien tiró el cadaver en el lugar en el que fue encontrado. Este aspecto fundamental para saber si hubo encubrimiento o si la muerte sobrevino cuando efectivamente nadie estaba presente.

En ese caso, muchos de los testigos iniciales habrían mentido, ya que dijeron haber visto a Pereira tomando un ómnibus. Otros dijeron haberlo visto con posterioridad al incidente en distintas partes de Montevideo.

Incluso Marcelo Sánchez, dirigente del NPC, dijo que la víctima tenía problemas con drogas y una familia que no le daba contención.

En ese sentido, aventuró la teoría de que hubiese sido victima de asesinato por parte de narcos, y que fueron ellos quienes "plantaron" el cuerpo en la zona del campamento para señalar al sector político.

Sánchez relacionó la muerte ocurrida en 2014 con otras ejecuciones mafiosas recientes, como por ejemplo el atentado en el que murió la joven Micaela Saccone.

Esta teoría es improbable, ya que difícilmente los supuestos narcos tuvieran noticias del NPC y de la actividad que estaban desarrollando.

La prueba forense indica que Andrés murió allí en la fecha en que tuvo lugar el campamento.

Dejá tu comentario