InternacionalesLibertad de Prensa | Donald Trump | Estados Unidos

CNN lleva a la justicia la pelea de Trump con el periodista Jim Acosta

La cadena televisiva estadounidense CNN llevó el martes a la justicia la pelea del presidente Donald Trump con el periodista Jim Acosta, con una demanda ante un tribunal federal de la cual la Casa Blanca prometió defenderse "vigorosamente".

CNN demandó a Trump y a otros cinco funcionarios por suspender la acreditación de Acosta, su corresponsal jefe en la Casa Blanca, tras un altercado con el presidente durante una rueda de prensa trasmitida en vivo por televisión la semana pasada.

El juez Timothy Kelly, nombrado en sus funciones actuales por Trump el año pasado, pidió a la Casa Blanca una respuesta sobre el caso para antes de las 11H00 locales del miércoles y fijó una audiencia para esa misma tarde (a las 15H30 locales).

Según la cadena, la "revocación injusta" viola los derechos de la CNN y de Acosta a la libertad de prensa y al debido proceso consagrados en la Primera y la Quinta Enmienda de la Constitución. También señaló que pidió al tribunal la inmediata devolución de las credenciales del reportero.

"Esto podría haberle pasado a cualquiera", enfatizó la cadena en un comunicado, al advertir que de no presentarse la demanda, las acciones de la Casa Blanca crearían un "peligroso" precedente para cualquier periodista que cubra a funcionarios.

La Casa Blanca suspendió el pase de Acosta después de una tensa conferencia de prensa el miércoles pasado.

Acosta, quien suele tener desencuentros con Trump y su portavoz, Sarah Sanders, molestó al presidente al preguntarle si había demonizado a los inmigrantes que buscan llegar a Estados Unidos durante la reciente campaña para las elecciones de mitad de mandato.

Al cabo de un airado intercambio, Trump le ordenó que dejara el micrófono, pero Acosta se negó, inquiriéndole en cambio si estaba preocupado por la investigación de la trama rusa. Mientras Trump repetía "Basta" y Acosta seguía preguntando, una joven becaria de la Casa Blanca intentaba quitarle en vano el micrófono al periodista.

"Usted es una persona grosera y terrible", le dijo Trump a Acosta. "Cuando reporta noticias falsas, lo que CNN hace mucho, usted es el enemigo del pueblo", agregó.

"NOS DEFENDEMOS"

Horas más tarde, Sanders anunció que el pase de prensa de Acosta había sido suspendido, afirmando que el periodista había "puesto sus manos" de manera indebida en la becaria.

Para sustentarlo publicó un video en Twitter, pero expertos no tardaron en decir que la secuencia fue acelerada para que Acosta pareciera más agresivo.

De las imágenes originales se desprende que es la pasante quien busca arrebatar el micrófono a Acosta y que el periodista solo intenta apartar su brazo, al tiempo que le pide disculpas.

En un comunicado este martes, Sanders alegó que Acosta hizo dos preguntas que el presidente contestó y luego "se negó físicamente" a entregar el micrófono a la pasante para que otros colegas pudieran preguntar, suavizando la acusación de mala conducta inicial pero cuestionando al periodista por su persistente interrogatorio.

"La Primera Enmienda no se cumple cuando un solo reportero, de más de 150 presentes, intenta monopolizar la conferencia", dijo la secretaria de prensa, justificando la intervención de la Casa Blanca.

"Esto es simplemente grandioso de parte de CNN, y nos defenderemos vigorosamente", dijo sobre la demanda.

Además de Trump y Sanders, la demanda de CNN y Acosta alcanza al jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly; al subjefe de personal para Comunicaciones, Bill Shine; al director del Servicio Secreto, Randolph Alles, y al agente que confiscó las credenciales del periodista.

"COMPLETAMENTE JUSTIFICADA"

El episodio supuso una fuerte escalada de las tensiones entre Trump y la CNN, frecuente objetivo de la ira presidencial por su cobertura crítica del gobierno.

"El presidente ha atacado repetidamente a la CNN y al señor Acosta. Es muy claro que la decisión (de retirar la acreditación) se tomó sobre la base del contenido de su cobertura", dijo el abogado de la CNN, Ted Boutrous.

"No podemos permitir que la Casa Blanca saque a la gente porque no les gusta lo que dice o lo que informa", dijo en declaraciones a la cadena. "Eso es lo que pasó".

Según documentos judiciales, el canal de noticias para abonados busca "una declaración de que la revocación del pase de prensa de Acosta fue inconstitucional".

La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca (WHCA en inglés) se congratuló de la demanda de la CNN e insistió en el reintegro de la acreditación de Acosta.

"El presidente de Estados Unidos no debería elegir arbitrariamente a los hombres y mujeres que lo cubren", dijo el presidente de la WHCA, Olivier Knox, en un comunicado.

La demanda de CNN es "completamente justificada" para el Instituto Knight de la Primera Enmienda, con sede en Nueva York, que el año pasado demandó a Trump y a su equipo de comunicaciones después de que el presidente bloqueara en Twitter a quienes criticaban sus políticas.

"Sería terrible para el público, y para nuestra democracia, si los reporteros que cuestionan al presidente tuvieran que actuar bajo la amenaza constante de este tipo de represalias", dijo su director ejecutivo, Jameel Jaffer.

Dejá tu comentario