PRÓXIMO VIVO 17:55HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER
canelones

Cesado por Orsi en el Caso Andrade se va "sin saber qué intenciones hay detrás de esta puesta mediática"

El exdirector de la Agencia Tributaria de Canelones Germán Casaravilla dijo que "no hubo una sola irregularidad" en en la refinanciación de deuda que le ofreció al senador comunista por tributos impagos.

11 de agosto de 2021, 07:26hs

Las repercusiones no cesan tras la emisión de un informe del programa "Santo y seña" sobre una deuda impositiva y supuestas irregularidades en trámites ante el Estado por la construcción de una casa en el balneario San Luis.

Luego del informe comenzó la polémica política entre gobierno y oposición, puntualmente basada en la ética. Algunos sectores del Frente Amplio pidieron ayuda para que el senador Oscar Andrade pudiera regularizar sus trámites, algo que fue descartado. Al mismo tiempo, Andrade iniciaba por su cuenta un reconocimiento de los hechos ante la Intendencia de Canelones. La buena voluntad del dirigente y su relación con el intendente Orsi hacía prever que sería un trámite.

El jefe comunal confirmó que el exdirigente del Sunca se iba a hacer cargo de la deuda como correspondía e intentó tranquilizar el debate político.

Pero en las últimas horas un anuncio del propio Orsi volvió a generar una nueva alarma política: la intendencia cesó a director de la Agencia Tributaria de Canelones, Germán Casaravilla.

"Se quiso hacer el bien pero no de la mejor manera", dijo el intendente para explicar su dura reacción administrativa, dando a entender que los canales ofrecidos para refinanciar no fueron los adecuados ni regulares,

Orsi le quitó toda responsabilidad al senador y éste dijo que el trámite se inició a través de personas de su secretaría y que nunca se enteró de ninguna irregularidad existente.

El contador Casaravilla llamó el martes pasado a Andrade, informó El Observador. Consiguió su número de celular y le envió un mensaje para ponerse a su disposición “para ayudar en la solución de su deuda de contribución”.

Andrade respondió al llamado y el trámite avanzó. Pero con el correr de las horas se complicó una situación que parecía camino a una solución.

"Desleal y poco profesional"

La Intendencia de Canelones entendió que el jerarca cometió varias irregularidades.

Para empezar, realizó un convenio por fuera de su potestad sin el procedimiento correspondiente e inició el trámite sin ningún tipo de documentación, cuando además los pedidos de convenio deben ser realizados expresamente por el contribuyente.

El convenio que se había establecido era el de pagar la deuda en 12 cuotas, sin multas ni recargos.

El viernes, la directora de Recursos Financieros de la Intendencia de Canelones (IC), Laura Tabárez, tomó conocimiento de la situación que involucraba a su subordinado y a Andrade.

El caso del padrón de Andrade no estaba asignado a la dependencia de Casaravilla. La Agencia Tributaria gestiona las deudas de padrones morosos solo cuando el departamento de Recursos Financieros se lo traspasa en forma explícita.

La versión municipal es que Casaravilla reconoció el error de procedimiento y señaló que su objetivo fue colaborar con Andrade para que regularice la situación.

El funcionario dijo que la directora de Recursos Financieros lo trató de "desleal" y "poco profesional" por lo haberle informado de la gestión. Fue una llamada en “en un tono inadecuado e impertinente”, relató Casaravilla.

Posteriormente, la contadora Tabárez habló con Andrade para señalarle que el convenio que había alcanzado con Casaravilla fue por fuera de los procedimientos establecidos. Es decir, no era válido.

Casaravilla dijo que lo firmado está amparado en la normativa vigente. Según sostuvo, “el senador pagó la primera cuota convenida y las restantes cuotas no vencidas del 2021”.

Pero el llamado de la Intendencia volvió a poner a Andrade en una situación no querida.

"¿Cómo voy a saber que el tipo que me llama (para refinanciar) no tenía el expediente a cargo de él?, explicó Andrade.

Una vez enterado del hecho, realizó los pasos correspondientes de manera online, esta vez bajo la supervisión de Recursos Financieros.

Casaravilla sabía que su situación estaba comprometida y trató de comunicarse con el intendente para contarle lo sucedido con Tabáre.

Pensaba poner el cargo “a disposición” porque “la relación de confianza, al menos, se había destruido”.

El intendente canario finalmente lo llamó y le comunicó que, “ante un informe de funcionarios” elevado por Tabárez, aceptaría su renuncia “en forma urgente para parar no sé qué embrollo que se había desatado”.

"Puesta mediática"

El lunes Casaravilla llegó a su despacho en la Intendencia de Canelones y se enteró que había sido relevado de todas sus funciones.

Consultado sobre el tema, dijo que dejó el cargo “sin saber qué intenciones hay detrás de esta puesta mediática sobre un tema tan sencillo de entender”.

Casaravilla escribió una carta de despedida asegurando que no hubo una sola irregularidad en el trámite que le ofreció a Andrade.

Explicó su actitud de la siguiente manera: “Tomo esta iniciativa en solidaridad con un compañero, la misma que he tenido desde la agencia con gran cantidad de deudores vecinos. Al día siguiente me responde que estaba dando vueltas para convenir con la comuna y cumplir con sus obligaciones. Le informé lo que tenía que hacer, cuáles eran las mejores condiciones para realizar convenio y en esa tarde culminamos firmando un convenio”.

“Insisto, el procedimiento administrativo fue correcto, el convenio firmado se ampara a decretos vigentes en la intendencia, no hubo maniobras ni arreglos, lo que sí hubo fue buena voluntad, vocación de servicio y buena fe, de quien suscribe y del contribuyente, en este caso el senador Andrade", agregó.

El funcionario pertenece al sector de Yamandú Costa y estaba a cargo de la Agencia Tributaria desde enero de 2019. Señaló que su gestión tuvo "resultados exitosos"

Se consiguió, entre otras cosas, hasta el mes de junio de 2021 la suma de 160 millones de pesos de deudores altamente atrasados.

Dejá tu comentario