Centro preescolar y residencia de ancianos unen fuerzas por la educación

El inédito proyecto se llama "Present Perfect" y se desarrolla en Seattle , Estados Unidos. El resultado es conmovedor y digno de ser imitado.

 

Un hogar de ancianos y una escuela preescolar llevan a cabo en Seattle una experiencia inédita de intercambio y mutuo beneficio: los niños y los ancianos comparten espacio y transformaron sus mutuas rutinas, generando un ambiente de aprendizaje para todos.

El Providence Mount Vincent decidió asociarse con el centro preescolar y formaron juntos el Centro de Aprendizaje Intergeneracional.

La experiencia es revelada por un documental llamado “Present perfect” (Presente perfecto), un juego de palabras que vincula ambos tiempos, el de pequeños y ancianos.

Cinco días a la semana ambos grupos se reúnen para comer, contar cuentos, jugar juntos y algunos hasta se animan con el baile.

De este modo, los ancianos vivan el momento presente, su propia realidad, pero esta vez con grandes dosis de alegría. Y a su vez los pequeños aprenden de aquellos que han tenido el privilegio de vivir largas vidas.

 

Dejá tu comentario