Centrales térmicas prendidas a un costo de US$ 4 millones al día

La alta demanda de electricidad en el verano sobreexige la tradicional generación hidroeléctrica y deja en evidencia los problema de matriz

 

La matriz energética uruguaya viene sufriendo desde hace 20 años serios problemas. El cambio climático castiga a la región con rachas de sequía e inundaciones alternadas.

La generación hidroelétrica que se estableció como estrategia desde las primeras décadas del siglo XX ya llegó al límite de sus posibilidades. 

La escasa inversión en materia de energía alternativa en los últimos 20 años queda en evidencia cuando UTE debe pagar millones de dólares diarios para poner en funcionamiento sus viejas centrales de apoyo a fuel-oil y gas-oil.

Este verano la capacidad de generar energía otra vez estará bajo dura prueba. La demanda subirá 2%, lo que representará un costo de 4 millones de dólares diarios para el Estado, según estimaciones de José Luis Pou al diario El País.

El representante de los operadores privados de la Administración del Mercado Eléctrico (ADME), Miguel Fraschini, descartó que en la temporada de verano vayan a presentarse problemas de distribución de electricidad.

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, reconoció que los recursos hidroeléctricos ya están al 97% de sus posibilidades, pese a las precipitaciones registradas en los últimos meses.

El cambio de matriz energética deberá esperar. El Estado inició la construcción de una planta de ciclo combinado en el año 2013. También UTE arrienda ocho turbinas y la instalación de parques eólicos.

Dejá tu comentario