Internacionales Beirut | crisis económica | Jóvenes

Catástrofe en Beirut: jóvenes voluntarios buscan desaparecidos

Casi 140 muertos y 5.000 heridos dejaron las explosiones en la capital libanesa.

De nuevo han sido los jóvenes libaneses los que este miércoles se han echado a las calles de Beirut ondeando la bandera nacional, pero a diferencia de otros días, no llevaban pancartas de protesta, sino palas y escobas.

Los libaneses están conmocionados y enojados, después de una tragedia que ocurre cuando el país ya está sumido desde hace meses en una crisis económica gravísima, a la que se suma la pandemia de coronavirus.

Las enormes explosiones fueron provocadas por un incendio que estalló en un almacén que contenía 2.750 toneladas de nitrato de amonio desde hace seis años, sin medidas de precaución.

Prácticamente destruyeron el puerto y devastaron barrios enteros de la capital libanesa, destruyendo los cristales de las ventanas a varios kilómetros a la redonda. Se calcula que hasta 300.000 personas quedaron sin vivienda.

"Tengo 24 años y he vivido en el Líbano toda mi vida. Nunca he visto el país destruido de esta forma. No estamos organizados, pero nos unimos para limpiar el país de la corrupción y los ladrones. Hoy tenemos escobas pero quizás mañana nos levantemos y nos vayamos", Abbas al-Halawi, voluntario.

"Estamos aquí, los revolucionarios, tomando el lugar del estado que se supone debe cuidar, limpiar y asegurar alimentos y agua para las personas afectadas. Estamos asumiendo su papel y estamos haciendo lo mejor que podemos para ayudar a la gente", añadió otro voluntario.

Según fuentes de seguridad, las autoridades portuarias, los servicios de aduanas y los de seguridad sabían que había productos químicos peligrosos almacenados en el puerto, pero se echan la culpa unos a otros de lo ocurrido.

Las autoridades han ordenado ya poner bajo arresto domiciliario a varios funcionarios de la Autoridad Portuaria de Beirut. Una comisión de investigación tiene cuatro días para dar un informe detallado sobre las responsabilidades de la tragedia.

Dejá tu comentario