Deportes

Carlos Grossmüller: hombre de pocas palabras

Le costó adaptarse al equipo pero hoy es un pilar fundamental en Peñarol. El fin de semana participó de los dos goles que llevaron a la victoria del cuadro.

 

Grossmüller es un hombre de muy pocas palabras y ya van a saber por qué. Le costó adaptarse al equipo, fue de menos a más en el torneo y hoy es un pilar fundamental en el plantel aurinegro. 

El fin de semana le puso la pelota en la cabeza a Darío para el  empate, y participó de la jugada del gol de la victoria.

Pero le mediocampista habla poco, no tiene mucho contacto con los hinchas y es de muy bajo perfil. Tiene sus razones: “Soy muy tímido, me da vergüenza estar frente a una cámara”, dijo el futbolista.

Dejá tu comentario