Nacional

Cancillería uruguaya divulgó resultados del monitoreo conjunto a UPM

Los resultados de la mayoría de las 50 instancias de inspección no arrojaron apartamientos de la normativa medioambiental vigente.

El Ministerio de Relaciones Exteriores publicó los resultados de los informes de monitoreo del Comité Científico Binacional y entregado a la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU).

Los controles ambientales se realizaron en la Planta Orión de UPM ex-Botnia, la desembocadura del Río Gualeguaychú en el Uruguay y en el propio Río Uruguay, en un tramo comprendido entre los kilómetros 88 y 114 frente a Las Cañas y Nuevo Berlín, respectivamente.

Los monitoreos fueron resultado del fallo de la Corte de La Haya en 2010 que dio final al diferendo entre ambos países por la instalación de la planta de celulosa y llevó al final del bloqueo de ambientalistas de Gualeguaychú al puente binacional.

El resultado corresponde a las 50 campañas de muestreo en UPM entre junio de 2011 y julio de 2015.

La primera conclusión del informe arroja que no hubo apartamiento de la normativa ambiental uruguaya y que no hubo contaminación. Se apuntó a que en cada caso se aplicó la reglamentación de cada país y que en el caso uruguayo es más exigente.

El informe señala que en la planta se analizaron los efluentes del proceso industrial y las descargas de las piletas de pluviales. Sobre los parámetros de una primera serie de sustancias, entre las que se incluyen dioxinas y furanos no hubo apartamientos de la normativa.

Sin embargo, se detectaron algunos apartamientos para otras sustancias. En enero de 2014 se detectó presencia de aceites y grasas en el efluente del proceso industrial por encima del valor establecido.

También se detectó que las temperaturas de los efluentes superaron en febrero y abril de 2015 los 37 grados. Las fuentes de la empresa indicaron que ese tema se había atendido con la instalación de un nuevo sistema de enfriamiento pedido en 2013 para habilitar el aumento de producción. Pero el informe cita casos ocurridos en 2015.

Con respecto al fósforo, en agosto de 2011, en marzo y diciembre de 2014, la carga diaria medida estuvo por encima del parámetro. Ante esto, se indicó que en los promedios de esos meses los resultados estuvieron dentro de los exigido.

Referente al Río Gualeguaychú, también hubo 50 muestras. El informe indica que se superaron en varias mediciones los valores de aluminio, amonio, berilio, hierro y níquel.

En el caso del Río Uruguay hubo 32 muestreos entre setiembre de 2012 y abril de 2015. Se detectó la presencia en diferentes grados de hierro, aceites y grasas, cobre, cromo y níquel.

El informe concluye que desde diciembre comenzará el monitoreo inicial del Río Uruguay en el tramo de 500 kilómetros compartido por ambos países y se buscarán armonizar los estándares y normativas vigentes, además de avanzar en la instalación del laboratorio binacional anunciado por los presidentes Tabaré Vázquez y Mauricio Macri.

Dejá tu comentario