Internacionales

Cameron suspendió vacaciones y volvió a Londres por disturbios

El premier británico, David Cameron, interrumpió sus vacaciones para intentar controlar la ola de violencia desarrollada en Inglaterra.

 

Tras una noche de saqueos en los cuatro puntos cardinales de Londres y en otras grandes ciudades  de Inglaterra, el primer ministro británico, David Cameron, interrumpió sus vacaciones  y llegó a la capital de su país.

Cameron explicó que los mandos policiales le han comunicado que este lunes se desplegaron 16.000 efectivos en las calles de Londres, 10.000 más que los que patrullaban las calles durante el fin de semana, sin ninguna capacidad para controlar a los saqueadores.

El primer ministro no hizo mención de otras medidas de fuerza, que cobran cada vez más espacio en los medios, como la implantación de un toque de queda o incluso el despliegue del Ejército.

Cameron, que ha tardado tres días en decidirse él mismo a interrumpir sus vacaciones, en su breve declaración pública dijo que harán todo lo necesario para restablecer el orden. Calificó lo que está ocurriendo como pura y simple criminalidad a la que hay que enfrentarse y derrotar.

El primer ministro advirtió a los revoltosos más jóvenes -uno de los detenidos anoche tiene tan solo 11 años- que "si tienen edad para cometer estos delitos también tienen edad para afrontar las consecuencias". Y explicó que ha habido ya más de 450 detenciones y que espera que los procesos judiciales se aceleren.

Dejá tu comentario