Calloia le pegó duro a López Mena, "debe hacerse responsable"

Fernando Calloia reconoció que "a lo mejor" se equivocaron al otorgarle el crédito. Y le tiró munición gruesa a López Mena: "esperaba responsabilidad de la persona"

 

"Si yo supiera que Cosmo no iba a comprar los aviones no les iba a dar el aval. Eso es claro", dijo el presidente del Banco República al programa Tiempo Presente de Radio Oriental. "Yo no sé a qué vinieron al banco".

El funcionario se encuentra en medio de una importante controversia por la fianza otorgada a la empresa aeronáutica española que se comprometió a adquirir siete aviones por 137.6 millones de dólares.

Escasamente defendido por el Frente Amplio, y en un abierto enfrentamiento público con el ministro de Economía Fernando Lorenzo, el presidente del BROU defendió la decisión adoptada el día de la subasta y se comparó con un director técnico de fútbol.

"Si hago un cambio y sale bien tenés una mente privilegiada", comentó. "Pero eso sólo se puede evaluar después".

Calloia se mostró decepcionado con el empresario Juan Carlos López Mena, principal de Buquebus, el hombre que intercedió para que Cosmo obtuviera la fianza: "Yo esperaba una responsabilidad de la persona. por el nombre que tiene cada uno", dijo.

Y agregó aludiendo al empresario: "Si me equivoqué yo también soy responsable aunque no haya firmado ningún papel. Esta en su conciencia. Yo haría otra cosa. Hay empresarios que cumplen y otros que no. Los bancarios estamos acostumbrados a correr esos riesgos".

Para el banquero "a lo mejor nos equivocamos en un crédito", pero aseguró que la actual gestión del República bajó 10 veces la morosidad respecto a los años 90.

Del 20% registrado en aquella época, el BROU consiguió en 2011 alcanzar el 2% de morosidad.

La nota completa con Fernando Calloia en Tiempo Presente puede escucharla aquí.


LAS DOS DISCREPANCIAS. El conflicto por Pluna ya no configura un enfrentamiento entre gobierno y posición. Ni siquiera dentro del Frente Amplio. La última polémica está dentro del astorismo, el sector que tuvo a su cargo la liquidación de la aerolínea y la subasta de sus activos.

En especial, los dos protagonistas fundamentales son el ministro de Economía Fernando Lorenzo y el presidente del Banco República Fernando Calloia.

Lorenzo pertenece al Nuevo Espacio, que integra la coalición Banderas de Líber. Calloia es un funcionario de carrera, con 40 años en el BROU, independiente pero afín con Asamblea Uruguay. 

Las discrepancias están fundadas en dos frentes: si el ministro Lorenzo sabía de la existencia de Cosmo antes de la subasta y la procedencia de que el Banco República pague el aval a causa ante la falta de consentimiento de la empresa.

El primero de los debates se dio en la justicia penal. Lorenzo negó saber de la existencia de Cosmo. Admitió sí que el empresario Juan Carlos López Mena le comentó de la existencia de una empresa interesada en el remate a la que había que agilizarle el trámite.

La conversación fue mantenida al mediodía del 1º de octubre de 2012 y el trámite fue completa en unas tres horas, un rato antes de la subasta llevada a cabo en la Rural del Prado. El sobre blanco con el aval era lo que traía debajo del brazo Hernán Antonio Calvo Sánchez, el represesentante de Cosmo.

Raúl García, gerente ejecutivo de la División Empresas, fue quien gestionó el documento a pedido de Calloia. Esa misma tarde, el presidente del BROU se reunió con Jorge Perazzo y Danilo Vázquez, los dos directores frenteamplistas en Punta del Este. Los tres habían coincidido unas jornadas financieras. Según publicó el semanario Búsqueda, López Mena estuvo presente a lo largo de todo el trámite.

Calloia y Lorenzo discreparon ante la justicia de Crimen Organizado sobre si Cosmo fue nombrado o no por el ministro a la hora de la llamada telefónica. "Yo no voy a decir lo que él dijo", comentó el ejecutivo bancario al diario El Observador.

"Yo sólo escuché, no tenía nada que hablar", agregó sonriendo.

Entrevistado por La República, Lorenzo dijo ayer que no sólo estaba Cosmo en el Banco República: había otra empresa española Mont Fortelco esperando por la fianza.

La otra discrepancia entre Lorenzo y Calloia es sobre la naturaleza de la operación de Cosmo con el banco República. En ese debate terció Astori en favor de Calloia, según informa El País.

Tècnicamente no fue un aval, sino una fianza. Para el BROU esto significa que la cesión de los derechos de cobro del Ministerio de Economía hacia el fideicomiso debió requerir el consentimiento de Cosmo.

El ministerio postula lo contrario y Lorenzo ha dicho públicamente que es "insostenible el argumento".  Según el MEF "el negocio otorgado no es una cesión de contratos (fianza), es una cesión de crédito (aval), por lon que su perfeccionamiento no requiere del consentimiento del deudor cedido (BROU) ni de obligado garantizado (Cosmo)".

Unas horas después, el vicepresidente Astori explicó a Código País que la posición adecuada es la del BROU y no la de Lorenzo y su gabinete. 

Por eso los técnicos del BROU recomiendan no pagar. En este caso, la cesión al fideocomiso sería "nula".

Dejá tu comentario