Carnaval 2017

C 1080, La Línea Maginot, La Trasnochada y Aristóphanes en el Teatro

Sigue adelante el concurso de Carnaval en el Teatro de Verano con muy buenos espectáculos que confirman el buen nivel artístico de la temporada.

C 1080, la comparsa del Barrio Sur, salió a defender su primer premio con un espectáculo de altísimo nivel inspirado en las fábricas de cultura impulsadas por el Ministerio de Educación.

La propia comparsa se transforma en una fábrica de cultura, y sale a mostrar cómo se fabrica un show candombero, en donde obreros y artistas se adueñan del escenario.

El lenguaje escénico de la propuesta es de una elocuencia contundente, y la comedia musical alcanza momentos de brillantez en donde unos pocos golpes de tambor son suficientes para transmitir el mensaje, como cuando los percusionistas ejecutan La Cumparsita solo golpeando las lonjas y la madera de sus tambores, una de las joyitas de este carnaval.

El impacto visual es deslumbrante y la musicalidad se asocia no solo en las canciones sino también en la creación de climas.

Se trata de un espectáculo de enorme creatividad, moderno pero con un profundo anclaje en la tradición.

LA LÍNEA MAGINOT volvió al carnaval tras 34 años de ausencia, y propuso al espectador viajar en el tiempo no solo por su libreto sino también por cierto sabor añejo en su coro y en su musicalidad.

La murga tuvo buenos pasajes de crítica, de denuncia y de humo,r que resultaron aplaudidos por el público.

Temas como la pasividad de la sociedad que se limita a intervenir en las redes sociales sin adoptar conductas más participativas, o los estragos que provoca la violencia buscando responsabilidades más allá de la cáscara, fueron muy bien tratados en el repertorio.

Algunos ajustes para la segunda rueda permitirán que la propuesta gane en dinámica y redondee un mejor rendimiento coral que en la mayor parte de la actuación fue muy disfrutable.

La murga LA TRASNOCHADA presentó su espectáculo denominado en tránsito en el que se destacó su coro, el contenido poético de sus canciones y la propuesta visual de su vestuario y maquillaje.

En esta oportunidad la murga elige cargar su espectáculo de canciones mas que de cuplés, y si bien la denuncia y la crítica por momentos aparecen en esas canciones quedan un poco postergados el humor y la ironía.

Se destacó como es habitual la figura de Maxi Orta, y también se lleva los aplausos Martin Souza, el director musical de la murga, por su excelente trabajo al frente de un coro que rindió muy bien durante toda la actuación.

Un capítulo aparte para la retirada, una de las más lindas escuchadas hasta el momento.

ARISTÓPHANES basó sus parodias en la película Thelma y Louise y en la vida del arquitecto catalán Antonio Gaudí.

Las parodias tuvieron varios y buenos momentos de humor bien logrados, que pueden mejorar aún más si se ajustan algunas interpretaciones de los actores.

Hay una esmerada producción que se tradujo en una muy buena escenografía que recreó desde la Sagrada Familia hasta el auto en el que Thelma y Louise protagonizan una de las escenas más famosas de la historia del cine cuando saltan al vacío, en un buen vestuario y caracterización de personajes y un gran soporte musical con banda en vivo siendo el único grupo de parodistas que la utiliza.

Dejá tu comentario