AFP

Brujas hechiza al PSG en el estreno de Messi en Champions

Leo Messi debutó como titular en su primer partido con el París Saint-Germain en la Liga de Campeones, que se saldó con un pobre empate en Brujas (1-1), este miércoles en la primera jornada del grupo A de la Liga de Campeones.

Leo Messi debutó como titular en su primer partido con el París Saint-Germain en la Liga de Campeones, que se saldó con un pobre empate en Brujas (1-1), este miércoles en la primera jornada del grupo A de la Liga de Campeones.

En el primer partido que coincidían en la cancha Messi, Neymar y Mbappé, fue el español Ander Herrera el que abrió el marcador para el París SG (15), rematando un centro del joven astro francés, mientras que por el Brujas empató su capitán Hans Vanaken (27), poco antes de la pausa.

En un ambientazo prepandémico, con la hinchada local alentando desde el minuto 1 al 90, el Brujas plantó cara al todopoderoso París SG, que como ya avisó su técnico Mauricio Pochettino en la víspera, le queda mucho para ser un verdadero equipo.

El trío ofensivo apenas tuvo ocasiones de combinar entre ellos debido a la presión de los belgas y, sobre todo, el equipo galo cometió demasiados errores en defensa, que con otro rival de mayor entidad habría pagado con la derrota.

Los jugadores belgas acabaron dando la vuelta al honor al estadio para recibir la ovación de sus hinchas, que festejaron el empate como si hubiesen logrado la victoria. Otro signo más de que el París SG es el gran rival a batir este año en la 'Champions', pese a que sus comienzos no hayan sido demasiado ilusionantes.

En el otro partido del grupo A de la Liga de Campeones, el Manchester City, derrotó al RB Leipzig por un espectacular 6-3, con lo que el equipo de Pep Guardiola se convierte en el primer líder de la llave con 3 puntos, por 1 de PSG y Brujas, cerrando los alemanes sin puntos.

El París SG se adueñó de la pelota desde el inicio frente a un rival agazapado que esperaba tener alguna ocasión a la contra, pero en la primera ocasión que los franceses se acercaron con verdadero peligro, llegó el primer tanto del partido, obra de Ander Herrera.

El centrocampista vasco remató con la zurda desde el punto de penal un centro de Mbappé, tras una gran jugada por la izquierda del internacional galo.

El Brujas no se vino abajo, todo lo contrario, dio un paso adelante y así se encontró con el empate antes de la media hora de juego: internada por la izquierda de Sobol y Vanaken, entrando desde atrás y sin oposición, remata a gol.

Messi, que fue ganando en protagonismo a medida que avanzaban los minutos, pudo poner de nuevo a los franceses por delante, pero su zurdazo desde la frontal se estrelló en el larguero (29).

- Fragilidad defensiva -

En esos momentos, el Brujas ya había perdido cualquier complejo y Vanaken estuvo cerca de marcar de nuevo, en un golpe franco directo que sacó junto al palo Keylor Navas (32).

Fueron minutos de gran sufrimiento para el equipo de Pochettino y Navas evitó que el Brujas llegase con ventaja al descanso con una gran estirada a disparo de Charles De Ketelaere (39).

Pochettino trató de frenar el juego de los locales dando entrada después del descanso a Danilo Pereira y Julian Draxler por Paredes y Wijnaldum, desaparecidos en la primera parte.

No obstante, fueron los belgas los que gozaron de la primera gran ocasión del segundo tiempo, en un remate que sacó Diallo cuando Navas ya estaba batido (49).

Un minuto después, Mbappé, con problemas físicos, dejó su puesto a Mauro Icardi, por lo que la primera ocasión en la que jugaban juntos el tridente mágico del PSG no respondió a las expectativas creadas entorno a estos tres astros.

Messi retrasó también su posición para ayudar al centro del campo y el PSG volvió a hacerse con el control del partido, aunque sin crear peligro en ataque, al contrario que el Brujas, que volvió a meter el miedo en el cuerpo a los parisinos en otra internada de Lang, cuyo centro no encontró rematador (67).

No fue hasta el minuto 70 cuando Messi y Neymar conectaron como en sus viejos tiempos en Barcelona: una doble pared que acabó con el disparo del argentino y la atajada de Mignolet.

El joven holandés Noa Lang, el mejor de los belgas, tuvo otra clara ocasión a un cuarto de hora para el final, en una espectacular chilena que se marchó fuera después del enésimo desajuste defensivo parisino.

En los últimos minutos, pese a que el público belga seguía empujando a los suyos, el Brujas fue acusando el cansancio y el PSG lo aprovechó para buscar el gol de la victoria, primero con un disparo alto de Messi (78) y después con un remate de espuela de Icardi que se marchó fuera (81).

mcd/dr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario