AFP

Bragantino prolonga su buena marcha con el pase a cuartos de Sudamericana

El Red Bull Bragantino brasileño logró este miércoles el primer pase a cuartos de final de la Copa Sudamericana de su joven historia al empatar 1-1 ante el ecuatoriano Independiente del Valle en la vuelta de octavos, confirmando así su vertiginoso crecimiento.

El Red Bull Bragantino brasileño logró este miércoles el primer pase a cuartos de final de la Copa Sudamericana de su joven historia al empatar 1-1 ante el ecuatoriano Independiente del Valle en la vuelta de octavos, confirmando así su vertiginoso crecimiento.

Los Rayados del Valle abrieron el marcador muy pronto, en el 4', con un contraataque culminado por el lateral Fernando Guerrero.

Tras un primer tiempo gris, los de Bragança Paulista, una localidad a unos 100 km de Sao Paulo, empataron en el 52 con un disparo del volante argentino Tomás Cuello, que cerró la serie 3-1.

Los brasileños se enfrentarán en cuartos al vencedor del Rosario Central argentino y el venezolano Deportivo Táchira, que disputan el jueves la vuelta de octavos.

A la Massa Bruta, un equipo surgido de la unión en 2019 entre el tradicional Bragantino y Red Bull Brasil (fundado en 2007 por la multinacional austríaca), le costó mucho entrar en el partido y mucho más construir peligro.

Especialmente después del gol de Guerrero, que perforó a placer el arco de Cleiton tras recibir un centro raso en un contrataque que agarró desprevenidos a los brasileños.

Los Rayados del Valle, dirigidos por el portugués Renato Paiva, salieron con más ímpetu para tratar de revertir el 2-0 de la ida en Ecuador.

Con un 3-4-3, se hicieron con el juego, sobre todo en los primeros 20 minutos, se mostraron veloces. Pero tras el gol apenas crearon peligro.

Los de Mauricio Barbieri, que en el Brasileirao marchan en la parte alta de la tabla, echaron mucho en falta a su gran, el mediapunta Claudinho, quien está disputando los Juegos de Tokio con la selección olímpica brasileña. Pero equilibraron con el paso de los minutos el juego y tuvieron tres oportunidades de gol, dos de ellas atajadas por el joven portero ecuatoriano Moisés Ramírez, el mejor de su equipo.

- El gol de la tranquilidad -

Otra historia fue el segundo tiempo. Conscientes de que un gol en contra era peligroso, los brasileños volvieron para intentar resolver, tocaron el balón desde los primeros compases y se asentaron mejor en el terreno de juego.

A los pocos minutos avisaron, con un gol que terminó anulado por el VAR. Poco después, un centro en globo de Aderlan llegó al área, al pecho de Cuello, que controló y se sacó un potente disparo que Ramírez no pudo atajar.

El gol le dio mucha tranquilidad a la Massa Bruta, que siguió pese a todo buscando la victoria hasta el final y dominando la posesión del balón.

"Muy feliz, fue un partido muy difícil, pero gracias a Dios pudimos conseguir la clasificación, que era lo importante", declaró tras el partido Coello, declarado mejor jugador del partido.

Los brasileños, que forman parte de la misma escudería que la del Red Bull Salzburgo austríaco y el New York Red Bulls estadounidense, prolonga así su buena racha y lleva 14 partidos sin perder. Su última derrota fue el 2 de junio ante Fluminense en la Copa Brasil.

En 2020, el Red Bull Bragantino subió a primera división, quedando décimo en la tabla, y ahora aspira tanto al segundo torneo de mayor importancia continental como al liderazgo del Brasileirao.

jm/gfe

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario