Nacional

Botinelli comparó ataques a Sendic con la "embestida baguala" contra Lacalle

El director de Fáctum dice que las encuestas en desarrollo detectan un "efecto boomerang" y una leve mejora en la imagen del vicepresidente

 

El politólogo Oscar Botinelli comparó "la intensidad del ataque" recibido por el vicepresidente Raúl Sendic a la llamada "embestiga baguala" en cuyo centro estuvo el expresidente blanco Luis Alberto Lacalle.

"La intensidad del ataque a Sendic tiene pocos antecedentes y recuerda a la 'embestida baguala' contra Lacalle Herrera", afirmó el director de Factum.

"Embestida baguala" fue el término acuñado por el propio líder blanco para denominar la serie de acusaciones  de corrupción contra su gobierno (1990-1995).

"Creo que probablemente (el caso de Sendic) termine siendo mayor o más concentrado en menor lapso. La de Lacalle lo que tuvo además es que fue duradera. Empezó a fines de 1995 o principios de 1996 y duró hasta que terminan las elecciones internas (de 2004)".

En declaraciones al programa Inicio de jornada de Radio Carve, Botinelli puso en contexto la defensa que hizo Tabaré Vázquez de su vicepresidente en la tarde del martes, durante la inauguración de la planta de Nestlé.

El mandatario no es un hombre proclive a la improvixsación, por lo que su opinión debe haber sido producto de una ciudada presentación.

"Vázquez busca respaldar a Sendic, pero intentando que no lo 'salpique' ", plantea Botinelli. "Es la primera vez que es tan explícito".

Los primeros indicadores de encuestas en marcha señalan que hay un "efecto boomerang", dijo el analista.

"En las reacciones políticas que se producen cuando se ataca duramente a alguien, hay un momento que en términos vulgares se conoce como 'pasarse de rosca' y (en el que) contra lo que pretenden los que atacan, empieza a producirse un 'efecto boomerang' en el sentido contrario".

Botineli dijo que, más allá de la mala imagen de Sendic, surge de una nueva encuesta que se está realizando "un leve mejoramiento" de la magen del vicepresidente.

El director de Factum calificó los ataques a Sendic como "una campaña de demolición".

"Se observa que los ataques a Sendic, independientemente de que se considere que estén justificados o no por las cosas de las que se lo acusa y analizado desde el punto de vista del juego político, han tenido una cadencia en los últimos tiempos que cambia un poco, para algún sector de gente, la percepción de lo que está ocurriendo".

"O si se quiere, está un poco menos mala. Eso probablemente sea porque pasa a ser considerado como que está victimizado o que se lo está pateando en el suelo", comentó.

"VÁZQUEZ ALGO OLFATEA"

El analista considera que las palabras del presidente son producto de una reflexión.

Bottinelli afirmó que "da la impresión de que Vázquez está percibiendo" el corrimiento las opiniones respecto a su vicepresidente. Opinó que el presidente "se maneja más intuitivamente, algo él está olfateando".

Esta situación "le sirve" a Vázquez porque "siempre ha buscado un vicepresidente que le sea muy leal, como el caso de Nin Novoa (2005-2010), o que no le signifique una competencia o riesgo político".

EFECTOS SECUNDARIOS NO DESEADOS

La gestión del presidente -es decir no abandonar a Sendic- tiene circunstancias subalternas.

Según el analista político, "el hecho de que quede como sucesión presidencial Lucía Topolansky no es lo más agradable para el presidente Vázquez. Además, en ese caso quedaría (José) Mujica como presidente de la Cámara de Senadores y la Asamblea General, lo cual no es el esquema que más le puede gustar a Vázquez. Por eso ha jugado en tratar de separarse de Sendic pero no sumarse en contra".

Lacalle Herrera vivió también el "efecto boomerang" luego de tocar piso electoral. En 2009, la coiudadanpía otra vez confió en él y le dio su respaldo para la candidatura presidencial.

Botinelli dijo que hay que separar lo ético, lo penal y la gestión.

El bombardeo mediático lleva a muchas confusiones. El analista pone como ejemplo las reoercusiones de las distintas denuncias contra Sendic.

Se habla más de la compra de ropa, de artículos de Divino o en free shops, que de las denuncias que se centran en malos negocios que demandaron millones de dolares.

Tal vez porque al público se le hace más comprensible y cercano lo primero que lo segundo.

Sendic ha sido denunciado por irregularidades graves en la Unidad de Cemento (millonarios adelantos de dinero a un proveedor que no están registrados), compra de un horno de 80 millones de dolares que desde 2011 esá en Puerto, una fiesta de inauguración de la desulfurizadora que costó 630.000 dólares, la asignación de la publicidad de Ancap a la misma agencia que creó la campaña para el sector político del vicepresidente.

 

LA OPOSICIÓN DEFINE BULLYING

Tras escuchar al presidente Vázquez calificar de bullying la serie de denuncias contra Sendic, varios líderes de la oposición opinaron en Twitter.

 

Dejá tu comentario