Boric apuesta por "giro" a la izquierda con Estado de bienestar para Chile

Gabriel Boric, el candidato presidencial de la izquierda en Chile, quiere "dar un giro de timón" al modelo de desarrollo que dejó de lado los derechos sociales, si llega a reemplazar a Sebastián Piñera.

29 de octubre de 2021, 16:17hs

Gabriel Boric, el candidato presidencial de la izquierda en Chile, quiere "dar un giro de timón" al modelo de desarrollo que dejó de lado los derechos sociales, si llega a reemplazar a Sebastián Piñera.

"No tenemos un único modelo" a seguir, dijo en entrevista con AFP el candidato de 35 años. Es el más joven de los siete aspirantes a presidir un Chile en un momento bisagra de su historia.

Menciona como referencias de bienestar social a los países nórdicos en Europa, Uruguay, Nueva Zelanda e incluso Bolivia, por su reconocimiento a los indígenas.

En la recta final electoral, Boric capitaliza el descontento contra la desigualdad que reveló la explosión social de 2019. Es el mejor ubicado en las encuestas para los comicios del 21 de noviembre.

Desde su comando de campaña responde a los miedos que genera la izquierda entre los empresarios y parte de esos 15 millones de electores que apoyan la opción de un Estado más fuerte pero se aterran de su alianza con el Partido Comunista.

"Vamos a ser profundamente respetuosos de la democracia, la tolerancia, la libertad de expresión. Que no quepa ninguna duda de que nuestra vocación de transformación es siempre desde la democracia" y el diálogo, sostuvo a la AFP Boric, quien sorprendió en la primaria de la izquierda en mayo, cuando daban por ganador al comunista Daniel Jadue.

Sus detractores critican su inexperiencia, la cercanía con los comunistas, la falta de título pese a haber terminado los cursos en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, y que solo haya sido diputado.

- "Un Chile más justo" -

"El Boric", como lo llaman en la calle, es conocido desde 2011, cuando fue uno de los líderes de las protestas estudiantiles por una enseñanza gratuita y de calidad, en uno de los países con la educación más cara del mundo.

En aquellos días nació la generación de políticos jóvenes que hoy lo acompañan: Camila Vallejo, Karol Cariola y su vocero de campaña, Giorgio Jackson.

Ya entonces, dice, sabían que no se trataba de un reclamo sectorial. "Nos interesaba dar la pelea por hacer de Chile un país más justo", dice en un centro de campaña, donde reina un ambiente de 'millennials' politizados.

"Queremos dar un giro de timón respecto al modelo de desarrollo que ha venido teniendo Chile y pasar hacia la construcción de un Estado que logre garantizar derechos sociales universales, insisto, sin importar el tamaño de la billetera de la ciudadanía", indica.

"Sabemos que eso no se logra de la noche a la mañana", pero no se puede seguir en un modelo "basado en el individualismo, el endeudamiento, en el mercado", afirma.

Dice que el modelo de los últimos 40 años también está estancado en términos económicos. "Nos hemos desindustrializado y si bien reconocemos avances en temas que son muy importantes como la reducción de la pobreza, la estabilidad macroeconómica, la inserción en los mercados globales, sabíamos que era necesario un cambio".

- Matrimonio con el PC -

Soltero, sin hijos y oriundo de la austral Punta Arenas, a orillas del Estrecho de Magallanes, sonríe cuando se le pregunta por el miedo que despierta su alianza con los comunistas. Sus adversarios más radicales aseguran que conducirá a una debacle al estilo de Venezuela.

"Yo les digo que no tengan miedo, de que acá hay una convicción democrática profunda, irreductible y que eso no va a cambiar bajo ningún punto de vista", asegura el candidato de origen croata y catalán.

"Somos una coalición diversa pero ordenada [...], podemos dar cuenta de que tenemos una coalición que respeta los acuerdos", defiende.

- A inversionistas -

"Yo les diría a todos los empresarios y también a los inversionistas extranjeros que lo peor que nos puede pasar es seguir como estamos, y que no es posible hacer negocios ni que un país crezca cuando la sociedad está tremendamente fracturada, como es el caso de la sociedad chilena", indica en alusión a las protestas de calle con episodios violentos.

"Tenemos que construir mayor cohesión social, nosotros vamos a ser muy cuidadosos respecto a las reformas económicas que presentemos, vamos a presentar una reforma tributaria, por cierto, pero no está dentro de nuestro programa el aumentar impuestos a las empresas, no a las pymes".

Propone "un impuesto al patrimonio de los superricos", reducir la evasión fiscal, un nuevo royalty a la minería y construir "un modelo de desarrollo que sea sostenible en el tiempo", pues el cambio climático "es el desafío más importante que tenemos, no sólo en Chile, sino que en todo el planeta".

pb/fj/ltl

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario